27 mar 2021 Arturo Siso Sosa: Cómo las redes sociales afectan la vida amorosa expresa.me

¿Cómo serían nuestras vidas sin las redes sociales? Cuando nuestros teléfonos son a menudo lo primero y lo último que vemos todos los días, es común preguntarse cómo las redes sociales afectan nuestras relaciones. Si bien las redes sociales tienen sus beneficios (mantenerse en contacto con quienes amamos, establecer contactos o conocer nuevos amigos), nuestras vidas en línea pueden afectar nuestras realidades. Incluso puede volverse preocupante cuando el tiempo de una pareja en Internet comienza a cambiar la dinámica de una relación.

Arturo Siso Sosa: Cómo las redes sociales afectan la vida amorosa
Arturo Siso Sosa: Cómo las redes sociales afectan la vida amorosa

Los lazos románticos pueden comenzar a través de las redes sociales, pero también pueden dañarse. Ya sea que se trate de un "me gusta" en una foto o de que una persona esté hablando con otras personas, es fácil sentirse celoso de las experiencias de nuestra pareja en línea. Pero, ¿qué sucede cuando el problema no es causado por con quién hablamos, sino por el hecho de que estamos usando las redes sociales? Si alguna vez ha sentido que está compitiendo con el teléfono de su pareja por su atención, no está solo. El tiempo que dedicamos a nuestras pantallas puede cambiar la forma en que nos acercamos a nuestra gente en la vida real.

Cómo las redes sociales afectan las relaciones 

1.- Considere el tiempo que pasa en línea

El tiempo que pasamos en las redes sociales puede afectar nuestra capacidad para comunicarnos con quienes nos importan. Las investigaciones muestran que, en promedio, pasamos dos o más horas al día en las redes sociales. Fomentar las relaciones en línea puede dañar nuestras relaciones fuera de línea.

Cuando estamos constantemente atados a nuestros teléfonos desplazándonos por Instagram, leyendo las noticias o revisando los correos electrónicos, tenemos que aprender a equilibrar este tiempo con estar desconectado. Es especialmente importante asegurarse de no descuidar a nuestros seres queridos en favor del tiempo frente a la pantalla.

Lo que nuestros dispositivos tienen sobre nosotros es invisible hasta que alguien nos llama la atención. A menudo prestamos más atención a nuestros teléfonos que a aquellos con los que pasamos tiempo. Es casi imposible crear o mejorar las relaciones cuando las redes sociales, en primer lugar, nos quitan el tiempo y la atención de quienes están frente a nosotros.

2.- Tenga mucho cuidado en las primeras etapas de una relación

Si bien el uso excesivo de las redes sociales en cualquier etapa de una relación puede tener efectos negativos, es peor en las primeras etapas.

Al comienzo de una relación, atendemos a la otra persona porque queremos conocerla. Escuchamos sus gustos y disgustos, historia, dinámicas familiares, sueños y temores. Pasamos horas conversando, descubriéndonos; ningún hecho es demasiado pequeño, ninguna historia demasiado larga. La construcción de la relación tiene novedades y sorpresas. Durante este tiempo, es fundamental que los teléfonos móviles estén fuera de la vista durante la conversación para garantizar la concentración total.

Si se siente desconectado cuando habla con su pareja en línea o mediante mensajes de texto, puede ser mejor concentrarse en interactuar en persona (o intentar hacer llamadas telefónicas cuando no puedan reunirse).

3.- Piense dos veces antes de comentar y publicar

Si bien la vinculación a través de chistes o publicaciones en Internet puede fortalecer su conexión, el contenido de las redes sociales de su pareja también puede convertirse en una preocupación. ¿Han publicado algo con lo que no estás de acuerdo o comparten un lado diferente de su personalidad en línea? Antes de confrontarlos, piense en cómo se desarrollaría la conversación en persona; sería mejor esperar hasta que los vuelva a ver para mencionar cualquier cosa con la que se sienta incómodo.

No responda a una publicación o comentario por emoción. Tómese el tiempo para procesar lo que ha leído o visto, y permítase tiempo para reflexionar sobre sus pensamientos antes de comentarlo por enojo o frustración. Recuerde que todos tienen derecho a tener sus propias opiniones.

Del mismo modo, si bien puede tener la tentación de compartir todos los aspectos de su vida en Instagram o Facebook, recuerde que su pareja puede no sentir lo mismo. Mantenga sus conversaciones personales, personales. No hay necesidad de hacer pública su vida privada.

Arturo Siso Sosa: Cómo las redes sociales afectan la vida amorosa
Arturo Siso Sosa: Cómo las redes sociales afectan la vida amorosa

4.- Siempre tenga en cuenta a sus seres queridos

Si bien siempre existen riesgos al navegar por las redes sociales y las relaciones, también hay formas de garantizar que su comunicación se mantenga sólida. Deben concentrarse en sus vidas reales juntos, en lugar de interactuar principalmente en línea, esto es importante para crear una base sólida sobre la que construir su relación.

Manténgase realmente conectado con aquellos que importan. No le desee a su familia un feliz cumpleaños en Facebook; tome el teléfono o haga el viaje para verlos. En lugar de enviar invitaciones, tarjetas de agradecimiento y tarjetas navideñas en línea, envíe a sus seres queridos algo que puedan guardar para siempre.

A medida que su red social crece, debe tener en cuenta las creencias y valores de otras personas.
Antes de compartir sus pensamientos sobre política o religión, o publicar algo provocativo o controvertido, tenga en cuenta quién es su audiencia. ¿Vale la pena crear tensión con su familia, amigos o compañeros de trabajo?

Encuentre un equilibrio saludable entre ambos lados de la pantalla. Cuando divertirse en línea se combina a la perfección con sus relaciones en la vida real, descubrirá que pueden surgir grandes experiencias nuevas al disfrutarlas a la vez.