13 abr 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Medicina Antienvejecimiento: Proloterapia expresa.me

La proloterapia (también conocida como terapia de inyección regenerativa o TIR), también conocida como terapia reconstructiva de ligamentos o escleroterapia, es un procedimiento no quirúrgico reconocido que estimula los procesos de curación natural del cuerpo para fortalecer las articulaciones debilitadas por traumatismos o artritis. Las articulaciones debilitadas cuando los ligamentos y tendones se estiran, desgarran o fragmentan, se vuelven hiperlaxos y dolorosos. Los enfoques tradicionales con medicamentos antiinflamatorios y cirugía a menudo no logran estabilizar la articulación y aliviar el dolor de forma permanente.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Medicina Antienvejecimiento: Proloterapia
Arturo Ignacio Siso Sosa: Medicina Antienvejecimiento: Proloterapia

La proloterapia es un tratamiento natural no farmacológico ni quirúrgico que tiene la capacidad única de abordar directamente la causa de su dolor reparando las articulaciones debilitadas, lo que resulta en el fortalecimiento y estabilización de la articulación. Cuando la solución de proloterapia se inyecta con precisión en el sitio del dolor o la lesión, la proloterapia crea una inflamación leve y controlada que estimula al cuerpo a depositar nuevas fibras de tendones o ligamentos, lo que resulta en un fortalecimiento de la estructura debilitada. Cuando la articulación se fortalece, se puede aliviar el dolor.

Las articulaciones son el área donde dos huesos se unen para proporcionar movimiento. Las articulaciones se mantienen juntas y estabilizadas por ligamentos y tendones. Los ligamentos están compuestos de tejido semielástico que conecta un hueso a otro hueso en una articulación. Los tendones se encuentran al final de un músculo y conectan el músculo a la articulación. Cuando el músculo se contrae, la articulación se mueve. El cartílago se encuentra entre las articulaciones y proporciona una superficie protectora y un cojín para el hueso y la articulación. El objetivo de la proloterapia es reconstruir y fortalecer la articulación mediante el tratamiento de ligamentos, tendones y cartílagos.

La proloterapia con dextrosa o solución salina implica inyectar una solución de azúcar o sal en una articulación u otra parte del cuerpo para tratar una variedad de afecciones, como:

- problemas de tendones, músculos y ligamentos

- artritis de rodillas, caderas y dedos

- enfermedad degenerativa del disco

- fibromialgia

- algunos tipos de dolor de cabeza

- torceduras y esguinces

- articulaciones laxas o inestables

Mucha gente dice que las inyecciones ayudan a aliviar el dolor, pero los científicos no pueden explicar cómo funciona y la investigación no ha confirmado que sea seguro o eficaz.

¿Cómo trata la proloterapia el dolor articular?

Proloterapia con dextrosa y proloterapia salina involucra inyectar una solución que contenga irritantes, una solución salina o dextrosa, en un área específica donde se hayan producido daños o lesiones.

Podría ayudar a:

- reducir el dolor y la rigidez

- mejorar de la fuerza, función y movilidad de la articulación

- aumentar la fuerza de los ligamentos y otros tejidos

La gente lo usa principalmente para tratar lesiones de tendones resultantes del uso excesivo y para tensar articulaciones inestables. También puede aliviar el dolor debido a la osteoartritis, pero la investigación no ha confirmado que este sea el caso y aún no hay evidencia de beneficio a largo plazo.

¿Puede la proloterapia reparar el cartílago?

La proloterapia tiene un historial probado en el tratamiento del cartílago articular dañado asociado con la osteoartritis. Los estudios han demostrado la capacidad de la proloterapia para regenerar y reparar el cartílago dañado, reducir el dolor y mejorar el funcionamiento.

¿Es la proloterapia lo mismo que los antiinflamatorios no esteroideos?

Definitivamente no. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides se usan comúnmente para tratar la osteoartritis. Tienen una gran cantidad de efectos secundarios negativos y un efecto secundario negativo sobre el cartílago entre las articulaciones y provocan una aceleración del deterioro del cartílago articular y un aumento de la osteoartritis.

¿Es segura la proloterapia?

La proloterapia se ha practicado durante más de 60 años y es un procedimiento extremadamente seguro cuando lo realiza un médico capacitado en proloterapia. Es importante preguntarse las calificaciones del médico al elegir un médico al elegir un proloterapeuta.

¿Puede la proloterapia curar todos los dolores?

Por supuesto que no. Ningún tratamiento es capaz de tratar todas las condiciones de dolor y la proloterapia no es una cura de la noche a la mañana. Los resultados de la proloterapia se pueden mejorar cuando se combinan con ejercicio, una nutrición adecuada, actividades restrictivas y un equilibrio hormonal.

¿Cuántos tratamientos se necesitan?

La cantidad de tratamientos necesarios depende de la gravedad de la afección y del área tratada. La persona promedio generalmente requiere de 4 a 6 tratamientos, algunos necesitan más y otros menos tratamientos. Los tratamientos se administran normalmente con una diferencia de 2 a 4 semanas de forma decreciente. Se puede tratar más de un área dolorosa durante una visita al consultorio y muchos pacientes informan un alivio parcial o total de su dolor después de uno o dos tratamientos.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Medicina Antienvejecimiento: Proloterapia
Arturo Ignacio Siso Sosa: Medicina Antienvejecimiento: Proloterapia

¿Cuáles son los riesgos de la proloterapia?

Es probable que la proloterapia sea segura, siempre que el médico tenga formación y experiencia en este tipo de inyecciones. Sin embargo, existen riesgos relacionados con la inyección de sustancias en una articulación.

Los posibles efectos adversos incluyen:

- dolor y rigidez

- sangrado

- hematomas e hinchazón

- infección

-reacciones alérgicas

Según el tipo de proloterapia, los efectos adversos menos frecuentes son:

- dolor de cabeza espinal

- lesión de la médula espinal o del disco

- daño a los nervios, ligamentos o tendones

- pulmón colapsado, conocido como neumotórax

Preparándose para la proloterapia

Antes de administrar proloterapia, su proveedor deberá ver cualquier imagen de diagnóstico, incluidas las imágenes por resonancia magnética y las radiografías.

Pregúntele a su médico si debe dejar de tomar algún medicamento existente antes de recibir el tratamiento.

Recuperación de la proloterapia

Inmediatamente después del procedimiento, es probable que note algo de hinchazón y rigidez. La mayoría de las personas pueden reanudar sus actividades normales al día siguiente, aunque los hematomas, el malestar, la hinchazón y la rigidez pueden continuar hasta por una semana.

Busque atención médica de inmediato si nota:

- dolor intenso o que empeora, hinchazón o ambos

- una fiebre

Estos pueden ser un signo de infección.