16 abr 2021 Arturo Siso Sosa: Flores de Bach expresa.me

Los remedios florales de Bach existen desde hace casi cien años y fueron una creación de Edward Bach, un médico británico. 

Bach era un médico de formación tradicional que se desilusionó con la forma en que se practicaba la medicina y comenzó la búsqueda de nuevos métodos de curación. Luego, en 1930, a la edad de treinta años, mientras caminaba por un campo de flores relucientes por el rocío, tuvo una epifanía. De alguna manera supuso que la esencia espiritual de una flor se transfirió al rocío cuando la flor estaba expuesta al sol, y que este rocío tenía propiedades curativas.

Arturo Siso Sosa: Flores de Bach
Arturo Siso Sosa: Flores de Bach

Esta notable percepción le llegó a Bach, según sostenía, a través de la "inspiración". Descubrió que para sentir el potencial terapéutico específico de una flor, todo lo que necesitaba hacer era sostener un pétalo en la mano. Luego, Bach pasó a desarrollar sus esencias curativas exponiendo los pétalos de flores que flotaban en un recipiente de vidrio lleno de agua de manantial a la luz del sol. Afirmó que de esta manera la energía espiritual de la flor se transfirió al agua, algunas gotas de la cual luego podrían usarse con fines curativos. La extraña noción de Bach era que el espíritu de la planta estaba en comunión con el espíritu humano y aliviaba los estados de ánimo negativos y la “falta de armonía” entre el alma y el cuerpo que causa la enfermedad. La enfermedad, sostenía Bach, “nunca se curará con los métodos materialistas actuales, por la sencilla razón de que la enfermedad en su origen no es material.

¿Qué es la Terapia de Flores de Bach?

La terapia de flores de Bach es una forma de medicina energética que se puede utilizar junto con el asesoramiento tradicional. Puede usarse para ayudar a aliviar el estrés diario, abordar las preocupaciones leves sobre el estado de ánimo, calmar los sentimientos de ansiedad y reducir la frustración y la ira. Si bien los remedios de Bach pueden ayudar a aliviar cualquier estado emocional negativo, la angustia emocional intensa es mejor evaluada y tratada por un profesional de la salud mental.

Como otras modalidades de sanación energética, este tratamiento busca crear equilibrio en áreas de disrupción energética. El Tratamiento de Flores de Bach se dirige específicamente al cuerpo emocional del sistema energético. Su propósito es restaurar la armonía emocional.

¿Qué emociones se curan con la terapia de flores de Bach?

Todas las emociones negativas se pueden abordar con la terapia de flores de Bach. A diferencia de los medicamentos psicotrópicos (es decir, medicamentos que tratan la depresión, la ansiedad o la psicosis), las Flores de Bach tratan matices específicos de emoción. Por ejemplo, abordan la tristeza, la desesperación, la desesperanza, la irritabilidad, la rabia, el resentimiento, el pánico, la preocupación, la preocupación por los miembros de la familia, la incertidumbre, la duda, la timidez, el letargo, el agobio, el dolor sin causa física, la impulsividad, la agitación, la postergación, la ensoñación, ansiedades vagas, fobias específicas y cualquier otra emoción perturbadora.

Sobre los remedios florales

Existen importantes diferencias entre la terapia floral de Bach y la terapia médica tradicional. Las Flores de Bach no son medicinales. Se pueden tomar junto con cualquier alimento, hierba, producto sanitario o medicamento sin provocar interacción alguna. De esta manera, son más similares al agua. Las Flores de Bach tratan la tendencia emocional poco saludable, lo que significa que cuando la emoción perturbadora ya no está activa, se detiene el Tratamiento Floral. Uno no continúa el tratamiento en tal caso, porque la Flor no actúa preventivamente como las vitaminas o los medicamentos. Más bien, opera más como un proceso que deshace un nudo en el flujo energético. Una vez que se deshace el nudo, ¡no hay necesidad de seguir deshaciéndolo! Las flores de Bach pueden ser tomadas de forma segura por bebés, mujeres embarazadas o lactantes, ancianos e incluso aquellos que tienen alergias a las flores. De nuevo, Así como el agua en sí misma no puede dañar a esta población, las Flores de Bach no pueden causar reacciones negativas. De hecho, pensar en los remedios florales de Bach como una colección de cristales de agua armoniosos es realmente la forma más precisa de conceptualizarlos.

Arturo Siso Sosa: Flores de Bach
Arturo Siso Sosa: Flores de Bach

Seguridad y eficacia de las flores de Bach

Los medicamentos psicotrópicos han sido sometidos a extensos ensayos terapéuticos antes de ser comercializados. Como resultado, sus acciones específicas y efectos secundarios negativos están claramente definidos, al igual que algunos de sus mecanismos subyacentes. Sin embargo, incluso los medicamentos no se comprenden completamente en cuanto a los efectos que tienen en el cuerpo humano (y menos aún, para muchos de los que se utilizan actualmente en niños). Por el contrario, solo se ha publicado una pequeña cantidad de ensayos clínicos sobre el tratamiento con flores de Bach.

Sin embargo, estos apuntan tentativamente a un efecto positivo sobre el estrés y el estado de ánimo. Las preparaciones de flores se han utilizado en Gran Bretaña desde la década de 1930, casi 100 años. Han perdurado por su utilidad e inocuidad desde el punto de vista del consumidor.

Para los niños en particular, este puede ser un primer paso razonable antes de probar la medicación (en trastornos leves y moderados) ya que prácticamente todos los medicamentos psicotrópicos tienen efectos secundarios negativos conocidos a corto plazo, así como efectos desconocidos a largo plazo. Además, casi todos los medicamentos psicotrópicos (aparte de los que se usan para tratar el TDAH) son experimentales cuando se usan en el cerebro en desarrollo. De hecho, investigaciones recientes han indicado específicamente que algunos medicamentos pueden ser peligrosos para niños y personas menores de veinticinco años.

En los casos que no requieran atención médica urgente, algunos padres pueden preferir probar una prueba breve de Flores de Bach con su hijo para ver si los síntomas pueden aliviarse lo suficiente. De manera similar, aquellos adultos que están preocupados por los efectos secundarios conocidos de los medicamentos psicotrópicos pueden decidir probar primero los remedios de flores de Bach cuando sufren de angustia emocional leve a moderada. La angustia y la disfunción emocional severas siempre deben ser evaluadas y tratadas por un profesional de la salud mental que se especialice en trastornos clínicos, es decir, un psicólogo clínico o psiquiatra.

Cuando uno decide experimentar con la Terapia de Flores de Bach, debe tener en cuenta que ningún tratamiento de ningún tipo funciona igual de bien para todos. Por lo tanto, mientras muchas personas experimentan excelentes resultados con la Terapia de Bach, otras no notan ningún efecto en absoluto. Sin embargo, un juicio justo debería durar semanas o meses (según la recomendación del terapeuta), en lugar de un par de días. La Terapia de Flores de Bach es suave y sutil, por lo que las mejoras tienden a ocurrir de forma gradual y casi imperceptible. Puede ser útil mantener un breve registro escrito de las descripciones semanales del estado de ánimo para realizar un seguimiento de las mejoras y los cambios.

Terapia de flores de Bach y asesoramiento psicológico

Cualquiera puede utilizar la Terapia de Flores de Bach como una herramienta de autoayuda para ayudar a calmar la irritabilidad diaria, el mal humor y el estrés de todo tipo. Sin embargo, cuando los problemas son más profundos, repetitivos o crónicos, el asesoramiento psicológico puede ser más apropiado. A menudo, los remedios florales se pueden utilizar durante el proceso de asesoramiento como una forma de apoyo entre sesiones o como una forma de facilitar el trabajo psicológico en sí.

Algunos ejemplos pueden ilustrar este principio. Una persona puede estar sufriendo mucho estrés relacionado con una situación de desempleo repentino. Su malestar lo mantiene despierto por la noche con una mente hiperactiva y lo molesta durante el día con pequeños ataques de pánico. La terapia puede ayudarlo a procesar su ansiedad (que puede ser solo una respuesta temporal al estrés o puede ser un trauma más profundo que acaba de ser desencadenado por el estrés del desempleo). Tomar Flores de Bach también puede ayudar a corto plazo al estabilizar la mente para el sueño nocturno y calmar la respuesta de emergencia en el cuerpo para reducir el pánico durante el día. Por supuesto, los clientes pueden preferir utilizar recursos farmacológicos tradicionales para estas necesidades en lugar de los remedios florales.

¿Cómo es una consulta de Bach?

El terapeuta de flores de Bach evalúa las necesidades de un cliente basándose en una entrevista psicológica. Esto puede ocurrir durante el proceso de asesoramiento regular o como una sesión separada específicamente para el Tratamiento de Bach. Luego, el terapeuta prepara una mezcla única de 1 a 7 remedios florales para que el cliente la tome, según sus necesidades psicológicas. Por lo general, solo se usan de 2 a 4 remedios a la vez. El progreso se monitorea semanalmente o mensualmente y el remedio se ajusta de acuerdo con los cambios que han ocurrido durante el período. Cuando el cliente se siente bien, se detiene el tratamiento de Bach. El asesoramiento psicológico puede o no continuar en este punto, dependiendo de las necesidades del cliente.