19 abr 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Terapias alternativas para la artritis expresa.me

El dolor articular y la rigidez de la artritis pueden ser desafíos diarios. Si bien los tratamientos convencionales funcionan para controlar la inflamación y retrasar la progresión de la enfermedad, existen terapias naturales que pueden desempeñar un papel importante en cómo se siente.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Terapias alternativas para la artritis
Arturo Ignacio Siso Sosa: Terapias alternativas para la artritis

Formas en las que puede aliviar el dolor de forma natural

1.- Acupuntura

Los practicantes de este antiguo método chino clavan pequeñas agujas en su piel para desviar el flujo de energía de su cuerpo. La acupuntura puede reducir los niveles de sustancias como el factor de necrosis tumoral, que provocan inflamación de las articulaciones. También desencadena la liberación de analgésicos naturales. Los estudios aún no han demostrado que la acupuntura ayude con el dolor y la hinchazón de la Artritis Reumatoide (AR). Se necesita más investigación.

2.- Hierbas y suplementos

Algunos remedios y suplementos a base de hierbas pueden ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el dolor. Estos son algunos sobre los que puede preguntarle a su médico:

- Boswellia (incienso indio)

- Garra de gato

- Vid del dios del trueno

- Cúrcuma / curcumina

Aunque estas hierbas son naturales, pueden causar efectos secundarios o interferir con otros medicamentos que toma. Asegúrese de que su médico sepa todos los remedios que usa.

3.- Masaje

Se ha demostrado que la manipulación suave con presión moderada reduce el dolor y la rigidez de las articulaciones e incluso mejora la amplitud de movimiento. Sin embargo, el tiempo es importante. Escuche a su cuerpo. El masaje puede no ser tan útil durante un brote muy activo cuando las articulaciones están especialmente sensibles. Antes de su primera sesión, consulte a su reumatólogo para asegurarse de que sea seguro para usted, y avísele al masajista que tiene AR.

4.- Tai Chi

El tai chi es una práctica china que combina movimientos suaves y fluidos, respiración profunda y meditación. Las investigaciones muestran que puede ayudarle a moverse más fácilmente, mejorar su rango de movimiento y mejorar su estado de ánimo.

5.- Alimentación saludable

Elija alimentos que combatan la inflamación, como los de la dieta mediterránea. Pruebe pescados de agua fría como el salmón y el atún, frutas, verduras, cereales integrales y aceite de oliva. Los estudios demuestran que pueden reducir la inflamación de las articulaciones y ayudar a las personas con AR a moverse con mayor facilidad.

6.- Yoga

El yoga es una práctica india que utiliza la respiración profunda, la meditación y posturas corporales. Se ha demostrado que disminuye el dolor y la rigidez de las articulaciones, además de mejorar la relajación y reducir el estrés.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Terapias alternativas para la artritis
Arturo Ignacio Siso Sosa: Terapias alternativas para la artritis

7.- Técnicas de relajación

El dolor y el estrés van de la mano, razón por la cual algunos métodos que le ayudan a relajarse son prometedores para la AR. Pruebe la relajación muscular progresiva, en la que tensará y relajará los músculos desde los pies hasta la cabeza. O considere las imágenes guiadas, en las que imagina una imagen tranquilizadora que aleja su mente del dolor. También puede probar la respiración profunda o cualquier otra técnica que funcione para usted.

8.- Adelgace

Perder un kilo elimina cuatro kilos de presión sobre las articulaciones inflamadas y dolorosas. Mantenga un peso saludable combinando una dieta equilibrada con actividad física regular. Asegúrese de elegir alimentos de los cinco grupos de alimentos importantes (frutas, verduras, proteínas magras, productos lácteos bajos en grasa y cereales integrales). Intente hacer 30 minutos de ejercicio de bajo impacto cinco días a la semana.

9.- Fisioterapia

Los fisioterapeutas pueden proporcionar varias formas de reducir la tensión y la presión sobre las articulaciones doloridas e inflamadas. Estos incluyen terapia manual y asesoramiento sobre la posición y el movimiento corporal adecuados. También pueden recomendar dispositivos de asistencia como aparatos ortopédicos y férulas para apoyar las articulaciones y plantillas de zapatos para aliviar la tensión en las extremidades inferiores.

10.- Ácidos grasos omega-3

EPA y DHA, los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado, pueden ayudarle a combatir la inflamación. Los suplementos de aceite de pescado son prometedores para aliviar la sensibilidad y la rigidez de las articulaciones en la AR. Una dosis diaria también podría ayudarlo a reducir los AINE y otros analgésicos y evitar sus efectos secundarios. Como beneficio adicional, el aceite de pescado también protege su corazón.

11.- Ejercicio

No deje que las articulaciones doloridas le anclen en el sofá. El ejercicio es una de las mejores formas de aliviar el dolor de la artritis y ayudarle a moverse mejor. Intente caminar y nadar, o entrene con pesas livianas y bandas de resistencia para ayudar a fortalecer los músculos que sostienen sus articulaciones. Los estiramientos son otra buena forma de mejorar su flexibilidad. Consulte con su médico antes de comenzar.

12.- Calor y frio

Una de las formas más fáciles de aliviar las articulaciones doloridas es la terapia de calor o frío. El calor mejora el flujo sanguíneo y alivia la rigidez. Tome un baño o una ducha tibia, coloque una almohadilla térmica en las articulaciones doloridas o nade en una piscina climatizada. El frío reduce la hinchazón y atenúa el dolor. Mantenga una bolsa de hielo o una compresa fría comprada en la tienda sobre sus articulaciones durante 15 minutos a la vez. Use el método que le sienta mejor o alterne el calor y el frío.

13.- Aromaterapia

Puede respirar aceites vegetales aromáticos o un masajista puede frotarlos sobre su piel. No está claro si la aromaterapia funciona para la AR porque se han realizado muy pocas investigaciones. Pero la evidencia sugiere que puede aliviar el dolor y la fatiga y mejorar su estado de ánimo.

14.- Biorretroalimentación

Es una técnica que le enseña a controlar las acciones de su cuerpo que normalmente no están bajo su control, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la tensión muscular. Puede aprender a realizar biorretroalimentación en una clínica de fisioterapia, un centro médico o en casa usando su computadora. Los estudios demuestran que podría reducir el dolor y ayudarlo a moverse mejor.