24 abr 2021 Arturo Siso Sosa: Tratamiento natural para el hígado graso expresa.me

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es una afección cada vez más común que se caracteriza por una acumulación de grasa en las células del hígado. En algunos casos, el hígado graso puede causar inflamación y cicatrices e incluso provocar insuficiencia hepática o cirrosis.

Arturo Siso Sosa: Tratamiento natural para el hígado graso
Arturo Siso Sosa: Tratamiento natural para el hígado graso

¿Qué es el hígado graso?

El hígado graso es exactamente lo que parece: una acumulación de grasa en el hígado. Si bien es normal que se encuentren pequeñas cantidades de grasa en el hígado, se convierte en un problema de salud cuando hay demasiada.

También conocido como esteatosis hepática, el hígado graso no es causado por un solo factor. Si está pensando en una limpieza del hígado como tratamiento de salud complementario, será mucho más fácil actuar si sabe qué causó la enfermedad en primer lugar.

Aunque el hígado graso se debe principalmente al consumo excesivo de alcohol (enfermedad del hígado graso alcohólico) o al consumo excesivo de alimentos procesados (enfermedad del hígado graso no alcohólico), también puede surgir de ciertas infecciones, pérdida de peso rápida o incluso por estar embarazada.

Si bien el hígado graso puede provocar problemas de salud graves, hay muchos casos en los que los cambios en la dieta y el estilo de vida pueden ayudar a revertir los efectos.

Tratamientos naturales para el hígado graso

1.- Vinagre de sidra de manzana

Uno de los remedios caseros más eficaces para la enfermedad del hígado graso es el vinagre de sidra de manzana. Ayuda a reducir la acumulación de grasa en el hígado e inducir la pérdida de peso. También promueve el funcionamiento saludable del hígado al reducir la inflamación. Todo lo que necesita hacer es agregar una cucharada de vinagre de sidra de manzana al agua tibia y beberla dos veces al día antes de las comidas. También puede agregar miel para realzar el sabor. Repita esto durante dos meses para ver la diferencia.

2.- Limón

Los limones son ricos en vitamina C y antioxidantes que ayudan al hígado a producir glutatión. Esta enzima neutraliza las toxinas en el hígado, promoviendo así la desintoxicación. Todo lo que necesita hacer es exprimir un limón en un vaso de agua y beberlo dos o tres veces al día durante algunas semanas. Esto ayudará a reducir la grasa acumulada en el hígado y, por lo tanto, tratará la enfermedad del hígado graso de forma natural.

3.- Té verde

El té verde está enriquecido con catequinas de alta densidad que mejoran el funcionamiento del hígado y previenen la acumulación de grasa en personas que padecen la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Bloquea la cantidad de grasa almacenada en el hígado y también mejora su funcionamiento. Beba de 3 a 4 tazas de té verde con regularidad para mantener a raya la enfermedad del hígado graso.

4.- Cúrcuma

Esta especia actúa como un sanador natural para todas las condiciones. Los valiosos antioxidantes de esta especia son los que necesita para tratar la enfermedad del hígado graso de forma natural. La cúrcuma mejora la capacidad de su cuerpo para digerir las grasas y previene su acumulación en el hígado. Puede preparar una bebida de cúrcuma agregando 1/4 de cucharadita de cúrcuma a dos vasos de agua. Beba esto todos los días para prevenir la enfermedad del hígado graso. También puede agregar cúrcuma a un vaso de leche y beberlo todos los días para obtener el mismo efecto.

5.- Papaya

Una de las principales causas de la enfermedad del hígado graso son las grasas alimentarias. Tanto la pulpa como las semillas de la papaya son efectivas para quemar estas grasas dietéticas, previniendo así la enfermedad del hígado graso de forma natural. Para ello, puede comer una rodaja de papaya con miel todos los días. También puede moler sus semillas, mezclarlas con agua y beberlo a diario para obtener el mismo efecto.

Arturo Siso Sosa: Tratamiento natural para el hígado graso
Arturo Siso Sosa: Tratamiento natural para el hígado graso

6.- Mantenga un peso saludable

Seguir una dieta saludable a base de plantas y hacer ejercicio con regularidad puede evitar que la grasa se acumule en el hígado.

7.- Limpie su cuerpo de toxinas

La exposición a toxinas (que se encuentran en los productos químicos industriales, algunos medicamentos e incluso en los alimentos) puede debilitar la función hepática y contribuir al desarrollo del hígado graso. Además de mantenerse alejado de las sustancias tóxicas, considere eliminar las toxinas de su sistema con la ayuda de una dieta de desintoxicación.

8.- Cardo Mariano

Un remedio tradicional para los problemas hepáticos, el cardo mariano puede estimular la producción de enzimas que ayudan al hígado a eliminar las toxinas. Antes de comenzar a tomar cualquier tipo de hierba, debe averiguar cómo usar los suplementos de manera segura.

9.- Haga ejercicio con regularidad

La inactividad física es un factor importante que contribuye a la enfermedad del hígado graso. Para revertir esto, realice algún tipo de ejercicio físico todos los días. Salga a caminar, trotar, correr, saltar la cuerda o hacer yoga; cualquier forma de ejercicio físico puede ser útil para tratar la enfermedad del hígado graso de forma natural. Mantenga 30 minutos por separado para sus entrenamientos. Comience con ejercicios de bajo impacto y luego continúe con los entrenamientos de alto impacto. Empiece bajo la guía de un experto. Esto ayudará a acelerar su metabolismo de manera efectiva y lo ayudará a mantener una función hepática adecuada. Esto será completamente efectivo si lo combina con una dieta sana y equilibrada.

10. Cambia su dieta, cambia su estilo de vida

La enfermedad del hígado graso afecta a 1 de cada 10 personas. Con diversos grados de gravedad, la enfermedad puede pasar de leve a dañina e incluso, en algunos casos, mortal.

Afortunadamente, si se trata lo suficientemente temprano, el hígado graso es reversible. Para recuperar el control de su función hepática, debe adaptar su dieta y estilo de vida a uno que tenga un impacto positivo en su hígado.