03 may 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Remedios caseros para la tos expresa.me

En general, toser es perfectamente normal. La tos puede ayudar a mantener la garganta limpia de flemas y otros irritantes. Sin embargo, la tos sostenida también puede ser un síntoma de varias afecciones, como una alergia, una infección viral o una infección bacteriana.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Remedios caseros para la tos
Arturo Ignacio Siso Sosa: Remedios caseros para la tos

A veces, la tos no se debe a nada relacionado con los pulmones. La enfermedad por reflujo gastroesofágico también puede causar tos.

Puede tratar la tos causada por resfriados, alergias e infecciones de los senos nasales con varios medicamentos de venta libre. Las infecciones bacterianas requerirán antibióticos.

Junto con el tratamiento con medicamentos, puede tratar con algunos de los siguientes remedios caseros:

1.- Miel

La miel cruda es uno de los remedios caseros más antiguos para tratar cualquier tipo de tos. No solo recubre la garganta, sino que la miel también tiene propiedades antiinflamatorias naturales que pueden ayudar a aliviar la irritación de la garganta. Sus efectos antimicrobianos también pueden potencialmente atenuar infecciones bacterianas o virales menores.

La miel es bien tolerada y generalmente bienvenida por los niños más pequeños. Sin embargo, nunca debe administrarse a bebés menores de 1 año debido a una enfermedad rara pero grave llamada botulismo infantil.

La miel también afecta el azúcar en sangre, por lo que otras opciones pueden ser mejores para quienes trabajan para controlar los niveles de glucosa.

2.- Beba líquidos

Beber muchos líquidos puede ayudar a eliminar la congestión, humedecer la garganta, aliviar la tos seca y prevenir la deshidratación.

Una bebida caliente puede ayudar a humedecer y calmar las vías respiratorias superiores; también puede tener un beneficio psicológico al proporcionar una sensación de comodidad.

3.- Probióticos

Los probióticos son microorganismos que pueden proporcionar una serie de beneficios para la salud. Si bien no alivian la tos directamente, ayudan a equilibrar la flora gastrointestinal. La flora gastrointestinal son las bacterias que viven en sus intestinos.

Este equilibrio puede apoyar la función del sistema inmunológico en todo el cuerpo.

Dadas las variaciones de probióticos disponibles, debe hablar con su médico sobre qué probiótico es adecuado para usted y su condición.

La forma más natural de obtener probióticos es a través de alimentos fermentados, que incluyen:

- miso

- chucrut

- yogurt

- kéfir

- kombucha

- tempeh

- kimchi

4.- Inhalación de vapor

Respirar vapor es un remedio casero con el que la mayoría de la gente está familiarizada (a menudo con la adición de un producto mentolado). Incluso sin un aditivo, el vapor tibio puede ayudar a humectar los conductos nasales secos e irritados, aliviar el dolor de garganta y reducir la gravedad de la tos causada por una infección leve o una alergia.

Algunos aditivos naturales como la albahaca santa son mejores que el vapor simple para tratar la tos causada por el resfriado, la gripe, la bronquitis, la sinusitis, el asma y las alergias.

Mientras inhala el vapor, coloque una toalla sobre su cabeza para mejorar la ingesta de humedad. Evite colocar su cara sobre una olla de agua hirviendo, ya que puede causar una quemadura grave.

5.- Bromelina

Existe una ligera evidencia que sugiere que la bromelina, una enzima que se encuentra solo en el tallo y el fruto de la piña, puede ayudar a suprimir la tos y aflojar la mucosidad en la garganta.

Para disfrutar al máximo de los beneficios de la piña y la bromelina, coma una rodaja de piña o beba 3,5 onzas de jugo de piña fresco tres veces al día.

Los niños o adultos que toman anticoagulantes no deben tomar suplementos de bromelina. Además, tenga cuidado con el uso de bromelina si también está tomando antibióticos como la amoxicilina, ya que puede aumentar la absorción del antibiótico.

Siempre hable con su médico antes de tomar suplementos nuevos o desconocidos.

6.- Raíz de regaliz

Beber té hecho de raíz de regaliz ha sido promocionado durante mucho tiempo por su efecto calmante en la garganta. Conocida como gancao en la medicina tradicional china, la raíz de regaliz se ha utilizado desde el 2100 a. C. y se dice que alivia el dolor, elimina la flema y alivia la tos.

El té de raíz de regaliz se puede encontrar en muchos supermercados y tiendas naturistas. La raíz de regaliz seca se puede comprar en línea y usar para hacer té remojando 2 cucharadas de la raíz afeitada en 8 onzas de agua hirviendo durante cinco a 10 minutos.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Remedios caseros para la tos
Arturo Ignacio Siso Sosa: Remedios caseros para la tos

7.- Menta

Las hojas de menta son bien conocidas por sus propiedades curativas. El mentol en menta calma la garganta y actúa como descongestionante, ayudando a descomponer la mucosidad.

Puede beneficiarse bebiendo té de menta o inhalando los vapores de menta de un baño de vapor. Para hacer un baño de vapor, agregue 3 o 4 gotas de aceite de menta por cada 5 onzas de agua caliente. Coloque una toalla sobre su cabeza y respire profundamente directamente sobre el agua.

8.- Tomillo

Algunos utilizan el tomillo para tratar enfermedades respiratorias. Un estudio sugirió que la esencia extraída de las hojas de tomillo mezcladas con hiedra puede ayudar a aliviar la tos y la bronquitis a corto plazo.

Las hojas contienen compuestos llamados flavonoides que relajan los músculos de la garganta involucrados en la tos y disminuyen la inflamación.

Puede preparar té de tomillo en casa con 2 cucharaditas de hojas de tomillo trituradas y 1 taza de agua hirviendo. Cubra la taza, deje reposar durante 10 minutos y cuele.

9.- Gárgaras con agua y sal

Si bien el remedio puede parecer relativamente simple, hacer gárgaras con agua y sal puede ayudar a calmar la garganta irritada que le provoca tos. Mezclar de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal con 8 onzas de agua tibia puede ayudar a aliviar la irritación.

10.- Mejorana

La mejorana es un tipo de orégano que se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina tradicional para aliviar una amplia gama de problemas de salud. Contiene grandes cantidades de compuestos antiinflamatorios de origen vegetal (fitoquímicos) que pueden ayudar a aliviar la tos asociada con el asma, la bronquitis, los resfriados y la tos ferina.

Para hacer té de mejorana, remoje de 3 a 4 cucharaditas de mejorana seca en 8 onzas de agua caliente y beba tres veces al día.

11.- Cúrcuma

La cúrcuma contiene un compuesto llamado curcumina que tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias leves. Se ha utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica y se dice que trata todo, desde la artritis hasta las enfermedades respiratorias.

El té de cúrcuma se puede encontrar en muchas tiendas de comestibles y, en general, se tolera bien.

12.- Jengibre

El jengibre se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar las náuseas y el malestar estomacal, pero existe evidencia de que también puede suprimir el reflejo de la tos al relajar los músculos lisos de las vías respiratorias.

El gingerol, un compuesto químico del jengibre fresco, puede suprimir la hiperreactividad de las vías respiratorias que puede desencadenar síntomas de asma, incluida la tos. No solo parece hacerlo cuando se toma por vía oral (como con té o chupando jengibre confitado), sino también cuando se inhala en forma de vapor.

13.- Ajo

El ajo, como la cúrcuma, también tiene propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias leves. También se dice que tomar ajo de forma regular reduce la presión arterial y estimula el sistema inmunológico.

14.- Descanse lo suficiente

La tos puede interrumpir su sueño y dejarlo agotado. Descanse mientras continúe sintiéndose cansado y duerma todo lo que pueda.

Cuándo ver a un doctor

La tos seca puede ser causada por muchas cosas, incluidas alergias, irritantes ambientales, infecciones e incluso ciertos medicamentos. En algunos casos, es posible que no se conozca la causa.

Nunca ignore una tos seca que es persistente, no importa cuán leve sea. Es mejor hacerse un chequeo de cualquier tos crónica inexplicable, aunque solo sea para su tranquilidad.

Consulte a su médico si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

- Tos persistente o que empeora

- Una tos productiva con flema y moco.

- Tos con esputo rosado o sangre

- Tos con dolor o presión en el pecho

- Dificultad para respirar o sibilancias

- Tos que le mantiene despierto por la noche

- Tos que causa ronquera.