08 may 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo aliviar el dolor de forma natural expresa.me

El dolor crónico afecta aproximadamente a 1 de cada 5 personas, lo que dificulta, y a veces imposibilita, trabajar y disfrutar del tiempo familiar y social.

Si tiene dolor crónico, que generalmente se define como más de tres meses sin responder al tratamiento, su cuerpo no ha apagado los mensajes de dolor al cerebro, aunque la fuente original del dolor puede haber desaparecido.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo aliviar el dolor de forma natural
Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo aliviar el dolor de forma natural

El dolor puede estar relacionado con una afección como la artritis, con un esguince u otra lesión, o con cualquier otra causa más difícil de alcanzar.
Aún cuando abundan los medicamentos, algunos prefieren métodos más naturales u holísticos para calmar el dolor. Otros encuentran que los medicamentos no les brindan suficiente alivio y buscan tratamientos naturales para agregarlos a sus tratamientos estándar o reemplazarlos.

La próxima vez que el dolor crónico le esté afectando, considere intentar una ruta más natural hacia el alivio. Y, debido a que el dolor es individual, pregúntele a su médico acerca de estos tratamientos, como las dosis y el tiempo para continuar probándolos.

1.- Ejercicio

Cuando hacemos ejercicio el cuerpo produce su propia versión de analgésicos, como las endorfinas, hormonas que en realidad aumentan el umbral del dolor. Las endorfinas interactúan con los receptores cerebrales y pueden cambiar nuestra percepción del dolor.

Cuando sienta demasiado dolor como para hacer ejercicio, comience lentamente e incluso haga una pequeña caminata u otra actividad, y luego aumente el tiempo poco a poco.

2.- Coma más fibra

La investigación sugiere que las personas que consumen dietas ricas en fibra tienen menos dolor de osteoartritis. Además, las personas que consumen alimentos con alto contenido de fibra producen muchos ácidos grasos de cadena corta, que pueden ayudar a fomentar un equilibrio saludable de microbios en el tracto digestivo. Un desequilibrio de microbios, una condición llamada disbiosis intestinal, se asocia con un mayor riesgo de inflamación en todo el cuerpo y enfermedades artríticas inflamatorias, como la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante.

3.- Elevación

Significa reposo, hielo, compresión y elevación, y es el tratamiento de referencia para esguinces y hematomas menores. Ponga hielo en la lesión lo antes posible y ejerza presión sobre ella con una venda o venda elástica. Si se ha lastimado un brazo o una pierna, descanse con él elevado por encima del corazón para reducir la hinchazón. Pero no se quede en un lugar por mucho tiempo, es mejor volver a moverse tan pronto como pueda.

4.- Agua

Úsela para limpiar cortes y raspaduras y para tratar quemaduras. Si tiene una quemadura, coloque el área lesionada en agua fría o cúbrala con una compresa fría tan pronto como pueda. Si su piel se ampolla, pierde líquido, pierde sensibilidad o se vuelve negra, marrón o blanca, busque atención médica de inmediato.

5.- Cúrcuma

También llamada Curcuma longa, la cúrcuma es básicamente una raíz. A menudo se encuentra en alimentos picantes, como en la cocina india. Los estudios han demostrado que tiene propiedades antiinflamatorias definidas.

6.- Toallita multiusos

Envuélvala alrededor de una bolsa de verduras congeladas o una bolsa de plástico llena de cubitos de hielo para obtener una cómoda bolsa de hielo que pueda ayudar con la hinchazón y el dolor que acompañan a los esguinces o distensiones. También se puede usar una tibia y húmeda para tratar muchos tipos de infecciones, como un forúnculo, un corte infectado o un orzuelo, una pestaña infectada que causa un bulto rojo y doloroso en el párpado. O use uno frío para aliviar la picazón y el dolor de la conjuntivitis.

7.- Resveratrol

Encontrado en el vino tinto, las uvas y las bayas, se sabe que el resveratrol tiene muchos efectos beneficiosos, que incluyen beneficios contra el cáncer, protectores del cerebro e incluso para prolongar la vida.

Recientemente, los investigadores informaron que la sustancia funciona a nivel celular para regular el dolor.

8.- Terapia de frío/calor

El uso de la terapia de calor y frío son formas tradicionales de calmar el dolor, la clave es saber cuándo usar cuál.

Cuando tenga una lesión aguda, colóquese hielo de inmediato. Por ejemplo, se tuerce el tobillo, le duele y se hincha. Usar calor en esta situación aumentará el flujo sanguíneo y aumentará la hinchazón.

Si tiene espasmos persistentes en la espalda, el calor sería lo mejor para eso. Se sugiere tomar una ducha tibia y masajear el cuello o espalda (o cualquier parte del cuerpo que le duela) bajo el agua tibia.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo aliviar el dolor de forma natural
Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo aliviar el dolor de forma natural

9.- Baño de asiento

Si su dolor está cerca de sus glúteos o área genital (llagas abiertas, fisuras anales, hemorroides, por ejemplo), remojar sus cuartos traseros en agua tibia puede ayudar con la picazón, la irritación y los espasmos del músculo del esfínter. Ponga unos centímetros de agua tibia en su bañera y siéntese durante 20 minutos dos o tres veces al día.

10.- Estiramiento

El cuerpo está diseñado para el movimiento. Irónicamente, si no se mueve mucho porque tiene dolor, su inactividad puede empeorar el dolor. Los estiramientos suaves pueden ayudarle a mantener su movilidad y rango de movimiento, y mantener a raya el dolor. Su médico o fisioterapeuta puede ayudarle a encontrar estiramientos y ejercicios que sean apropiados para su situación particular.

11.- Duerma

Dormir lo suficiente es importante para controlar el dolor y promover la curación. Practique hábitos que le ayuden a tener un sueño reparador y adecuado. Por ejemplo, haga que su dormitorio sea silencioso y oscuro, prohíba los aparatos electrónicos en el dormitorio y establezca un horario regular para acostarse y levantarse.

12.- Cultivar relaciones

Hay muchas formas de expandir su red social; por ejemplo, puede unirse a un club de lectura, ser voluntario o participar en un grupo de apoyo local para personas con dolor crónico. Si salir de casa representa un desafío, considere unirse a un grupo en línea donde las personas con su afección puedan compartir experiencias y ofrecer apoyo.

13.- Medite

La meditación es una forma rápida, sencilla y gratuita de relajarse. Un método sencillo: elija un sonido que le agrade pero que no tenga un significado particular, siéntese o recuéstese en un lugar cómodo, cierre los ojos y repita el sonido en su mente. También puede probar la meditación guiada, que involucra una fuente que le brinda sugerencias para guiar sus pensamientos meditativos.

Comience con unos minutos de meditación por sesión. Puede alargar gradualmente su tiempo de meditación diario a 10, 20 o incluso 30 minutos.

14.- Acupuntura

No se comprende bien cómo funciona esta antigua técnica de curación china, pero algunas personas informan que ayuda a reducir su dolor crónico.

Si bien no hay mucha investigación de alta calidad con respecto a la acupuntura, los estudios que existen sugieren que la acupuntura puede funcionar mejor que un placebo para tratar:

- Artritis de rodilla y cadera

- Trastornos de la articulación temporomandibular(ATM)

- Dolor de cuello

- Dolor de espalda relacionado con la ciática

Al igual que con cualquier profesional de la salud, se recomienda preguntar con anticipación sobre la experiencia y capacitación del médico.

15.- Masaje

El masaje terapéutico puede relajar los músculos tensos, hacer que la sangre fluya y calmar la mente. Una revisión de varios pequeños estudios médicos encontró que el masaje puede ayudar a reducir el dolor en personas que tienen osteoartritis y artritis reumatoide, aunque los resultados fueron mixtos.