Imprimir

11 jun 2021 Arturo Siso Sosa: Consejos para un divorcio saludable expresa.me

Nadie contrae matrimonio esperando que fracase. Aún así, más del 20 por ciento de los primeros matrimonios terminan en divorcio dentro de los cinco años, y el 48 por ciento de los matrimonios se disuelven en la marca de los 20 años, según diversos informes oficiales.

Arturo Siso Sosa: Consejos para un divorcio saludable
Arturo Siso Sosa: Consejos para un divorcio saludable

Si bien nunca se puede decir que un divorcio sea "perfecto", hay formas de hacerlo más fácil. Para lograr un divorcio saludable, hay algunas cosas que puede hacer. Éstos son algunos de ellos.

1.- Asegúrese de que sea definitivo

¿Todavía hay esperanza? Depende de la causa del divorcio, pero asegúrese de hacer todo lo posible para salvar su matrimonio. Vaya a ver a un terapeuta. Haga citas con su pareja. Pruebe nuevas formas de conectarse y comunicarse. No hay nada peor que el arrepentimiento, y saber que hizo todo lo que humanamente pudo solucionará eso.

2.- Mediación

Trate de no pensar en la ruptura como una batalla. La mediación en el divorcio suele ser una buena alternativa a los procedimientos judiciales. Tratar de resolver las cosas usted mismo/a puede ser frustrante y contraproducente, ya que es probable que los problemas que contribuyeron a su divorcio resurjan durante las negociaciones del divorcio. Las investigaciones muestran que la mediación puede ser beneficiosa para la satisfacción emocional, las relaciones conyugales y las necesidades de los niños.

3.- Comunicación

Sentarse y hablar con su futuro/a ex-cónyuge puede ser lo último que quiera hacer, pero la cooperación y la comunicación hacen que el divorcio sea más saludable para todos los involucrados. Hablar con un psicólogo puede ayudarle a tomar decisiones coordinadas con un mínimo de conflicto.

4.- Reduzca la velocidad

Las decisiones reactivas suelen ser malas. Si se siente herido/a, no emprenda ninguna acción legal hasta que el dolor y la furia hayan remitido.

5.- Cuando los niños están involucrados

Los niños son resistentes y lo que más necesitan es un hogar armonioso. Los niños pueden ver y escuchar a sus padres pelear y eso puede afectarlos negativamente. Estarán mejor con padres divorciados y felices que con padres que se sienten obligados a permanecer juntos.

El divorcio puede ser una experiencia traumática para los niños, pero las investigaciones sugieren que la mayoría de los niños se adaptan bien dentro de los dos años posteriores al divorcio; por otro lado, los niños a menudo experimentan más problemas cuando los padres permanecen en matrimonios muy conflictivos en lugar de separarse. Durante un divorcio, los padres pueden hacer mucho para facilitar la transición del niño. Haga todo lo posible por mantener alejados a los niños de cualquier conflicto. Los conflictos parentales en curso aumentan el riesgo de que los niños tengan problemas psicológicos y sociales. 

6.- Sea racional

Pasar por una separación es una montaña rusa emocional. Haga su mejor esfuerzo para dejar las emociones a un lado. Encuentre una parte neutral que pueda ayudarle a tomar decisiones sensatas.

7.- Sean un equipo

Sean una unidad parental fuerte, respondan sus preguntas juntos, muéstrenles un frente unido y expresen los mismos mensajes clave. Esté preparado/a, es una de las conversaciones más importantes que tendrá con sus hijos.

8.- Cuide de sí mismo/a

Los cambios provocados por la separación y el divorcio pueden ser abrumadores. Pero ahora más que nunca, es importante que se cuide. Acceda a su red de apoyo y recurra a familiares y amigos en busca de ayuda y comodidad. Los grupos de apoyo formales también pueden ayudarle a sobrellevar las muchas emociones de la terminación de un matrimonio.

Para mantener una actitud positiva al comenzar un nuevo capítulo, intente involucrarse en actividades que solía amar pero que no ha hecho en un tiempo, o pruebe nuevos pasatiempos y actividades. Manténgase físicamente saludable comiendo bien y haciendo ejercicio.

9.- Defina sus prioridades

La mayoría de las personas que se divorcian quieren una forma de mantener intactas su dignidad y sus finanzas. Un divorcio amistoso es a menudo la mejor manera de tener éxito a medida que avanza hacia el próximo capítulo de su vida.

10.- Hable con un abogado de derecho familiar

Si cree que está listo/a para ser una persona soltera y desea criar a sus hijos por separado de su cónyuge, definitivamente necesitará hablar con un abogado de familia que pueda asesorarle sobre sus derechos y obligaciones. Con años de experiencia, saben cómo manejar casos amigables y difíciles por igual.

Arturo Siso Sosa: Consejos para un divorcio saludable
Arturo Siso Sosa: Consejos para un divorcio saludable

11.- Inicie sus negociaciones con el final en mente

Quiere fomentar una relación de cooperación, así que acepte no estar de acuerdo. Acepte dejar pasar algunas cosas. Acepte ser justo/a. Acepte que no puede ganarlo todo. Acepte que esta persona estará en su vida durante mucho tiempo. Acepta ser civilizado/a. Dejar de lado las emociones fuertes en favor de la cooperación dará sus frutos a largo plazo.

12.- No escuche a sus amigos

Acuda a ellos en busca de apoyo emocional, pero recuerde que cada matrimonio es diferente y cada divorcio es diferente. El hecho de que los amigos piensen que es una buena idea no significa que lo sea. Por lo general, nuestros asesores amigos se enfocan en el aquí y ahora, mientras que puede ser más importante mirar el panorama más amplio y a largo plazo.

13.- Cambie sus contraseñas

Es posible que usted y su cónyuge hayan usado las mismas computadoras y conozcan el código para ingresar a los teléfonos del otro. De hecho, es posible que hayan conocido o hayan podido adivinar las contraseñas de los demás. Ahora es el momento de asegurarse de que su cónyuge ya no tenga acceso a esas cuentas privadas.

14.- Espere grandes cambios en su estilo de vida

El resentimiento por estos cambios puede generar conflicto y amargura. Sea paciente con su proceso y con su pareja, que también se enfrenta a desafíos de adaptación.

15.- Maneje la situación con dignidad y gracia

No importa lo enojado/a que esté o lo difícil que pueda parecer, resista la tentación de publicar cosas desagradables sobre su futuro/a ex cónyuge en las redes sociales. También debe asegurarse de no hablar mal de su ex a sus hijos o familiares, incluso si están hablando mal de usted o tratando de empañar su nombre. La forma en que responda le afectará a usted y a sus hijos durante muchos años.

16.- Esto no es una competencia

No haga de esta una batalla de quién ganó y quién perdió. Nadie gana en un divorcio. Punto.

17.- Nunca haga que sus hijos elijan

Ambos padres deben estar presentes en ocasiones especiales. Además, trate de evitar llevar a terceros a ocasiones especiales durante un tiempo. Una nueva persona eventualmente será parte de la imagen y será necesario incluirla, pero todo a su debido tiempo.

18.- Sea flexible y complaciente

La vida pasa y nada encaja en un molde, y mucho menos en un molde de custodia compartida. No permita que una hora extra aquí o allá se convierta en un gran problema, y esté preparado/a para cambiar los días de su horario normal.

19.- Múdese

Muchos divorciados se encuentran viviendo en el pasado cuando viven en el mismo espacio que vivían con su ex cónyuge. Si tiene los medios y la capacidad, mudarse a un vecindario diferente y cambiar su espacio puede ser una excelente manera de comenzar a avanzar. Un nuevo comienzo y un nuevo entorno pueden ayudar a que una persona y un niño se recuperen.

20.- Úselo como una experiencia de aprendizaje

Si el divorcio va a apestar, también podrías sacar algo de él. Tome un tiempo para escribir en un papel lo que está buscando en su próxima relación, así como lo que no tolerará. Esto le ayudará a poner en perspectiva a cualquier nueva pareja potencial.