14 jun 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Conozca la Técnica de Postura Alexander expresa.me

La Técnica Alexander es una forma de sentirse mejor y moverse de una manera más relajada y cómoda, de la forma en que la naturaleza lo concibió.
Casi todos tenemos un equilibrio y una aplomo sin esfuerzo en la niñez. Cuando llegamos a la edad adulta, hemos adquirido muchos malos hábitos de postura y movimiento. Por lo general, ni siquiera nos damos cuenta de que hemos perdido nuestra flexibilidad, porque la tensión se ha convertido en una respuesta inconsciente al estrés durante toda la vida.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Conozca la Técnica de Postura Alexander
Arturo Ignacio Siso Sosa: Conozca la Técnica de Postura Alexander

La técnica de Alexander aborda estos malos hábitos ayudando a desarrollar una distribución uniforme del tono muscular, ni relajados ni demasiado tensos. La filosofía del 'buen uso' significa usar y mover el cuerpo con suavidad, con un mínimo de interferencia en la interrelación del cuello, la cabeza y la espalda. La técnica de Alexander es un proceso de reeducación, no una solución de "solución rápida". Con el tiempo, descubrirá que funciona mejor en casi todos los sentidos.

El sedentarismo afecta la postura

La forma en que nos movemos afecta nuestra postura, patrones de respiración, cómo realizamos nuestras actividades diarias y, en última instancia, la forma en que vivimos nuestras vidas. Una postura cómoda y fácil necesita un cuerpo fuerte y coordinado. Sin embargo, un estilo de vida sedentario promueve la tensión muscular. Por ejemplo, desplomarse en una silla durante largos períodos de tiempo comprime la columna vertebral. Aprender la técnica de Alexander puede ayudar a tomar conciencia de las formas inapropiadas en las que sostiene, mueve y usa su cuerpo, particularmente la espalda. La mala postura y el mal uso continuo de los músculos pueden provocar problemas musculoesqueléticos graves, que incluyen:

- Dolor de cabeza, cuello y espalda

- Dolores musculares y espasmos

- Bursitis (inflamación de las articulaciones)

- Lesiones por esfuerzo repetitivo

El equilibrio es económico

La mayoría ponemos demasiada fuerza en los movimientos, lo que puede alterar los nervios, los músculos y las articulaciones. La técnica de Alexander enfatiza que el movimiento debe ser económico y solo necesita la mínima cantidad de energía y esfuerzo. Con conciencia, es posible cambiar los hábitos posturales y redistribuir el esfuerzo muscular de manera más uniforme y suave por todo el cuerpo.

El posicionamiento de la cabeza

"Control primario", en la terminología de Alexander, se refiere a una buena organización neuromuscular, que se produce cuando todo el cuerpo puede expandirse libremente.

Para que esto suceda:

- La columna debe poder alargarse, lo que significa que el cuello debe estar libre

- La cabeza debe moverse en una dirección relativa a la parte superior de la columna.

- Los músculos de la espalda deben aflojarse.

-Los brazos y piernas deben funcionar como extensiones de la espalda.

Tomando conciencia de los movimientos

La técnica Alexander se centra en hacer consciente el cómo se mueve y piensa.

Algunas sugerencias simples incluyen:

-Sentarse: la mayoría tenemos una forma habitual de sentarnos, como cruzar siempre una pierna. La posición más cómoda para sentarse es apoyar ambos pies en el suelo y colocar el torso sobre la pelvis.

- De pie: la mayoría tenemos una forma habitual de estar de pie, como poner siempre el peso de nuestro cuerpo a través de una pierna.

- Caminar: ¿su barbilla, estómago o pelvis lideran el camino cuando camina? La forma más fácil de aprender a caminar es tomando algunas lecciones de Alexander. Aprenderá instrucciones para liberar su cuello, lo que permitirá que su cabeza avance y se eleve, y que su espalda se alargue y ensanche. El movimiento se convierte entonces en algo placentero.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Conozca la Técnica de Postura Alexander
Arturo Ignacio Siso Sosa: Conozca la Técnica de Postura Alexander

Beneficios

- Disminuye la presión arterial

Con la liberación de la tensión en los músculos, los vasos sanguíneos se contraen menos, por lo que la sangre circula más fácilmente. Los estudios revelaron disminuciones en la presión arterial de hasta 30 puntos en los pacientes.

- Se aclara la garganta

Ayuda a superar las dificultades de la voz. También puede reducir la sequedad de garganta y la congestión del pecho.

- Mejora la coordinación

Cambiar la forma en que nos movemos en una serie de actividades diarias mejorará la coordinación. También se ha descubierto que las personas con trastornos neuromusculares como derrames cerebrales, esclerosis múltiple y parálisis cerebral se benefician en tareas sencillas como abrocharse los cordones.

- Ayuda a pararse más alto

La técnica se centra en cómo la cabeza, el cuello y la espalda trabajan juntos; cuando se reduce la tensión del cuello, la cabeza ya no comprime la columna y la columna queda libre para alargarse.

- Crea un mejor equilibrio

Un estudio piloto de ocho semanas encontró mejoras en el equilibrio en un grupo de mujeres de 65 años que completaban solo dos sesiones por semana.