16 jun 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo tratar el dolor de juanete expresa.me

Los juanetes pueden ser un verdadero dolor. No solo causan muchas molestias, sino que también interrumpen las funciones del día a día e interfieren con las actividades que disfruta.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo tratar el dolor de juanete
Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo tratar el dolor de juanete

Un juanete ocurre cuando la articulación metatarsofalángica, en la base del dedo gordo del pie, comienza a moverse. Esto hace que el dedo gordo del pie comience a apuntar hacia adentro y la articulación comience a formar un bulto óseo endurecido que sobresale del borde interno de su pie.

El cambio es causado por una inestabilidad en la articulación y los tejidos blandos circundantes. Esto puede ocurrir a través de una estructura hereditaria del pie o un traumatismo en el pie. A medida que se ejerce presión sobre esta área con el tiempo, puede causar más inestabilidad y un juanete progresivamente más severo.

Los juanetes generalmente se desarrollan en mujeres que son más propensas a usar zapatos ajustados y estrechos con regularidad. Los zapatos ajustados ejercen presión sobre la parte exterior del dedo del pie, empujándolo gradualmente hacia adentro. Los tacones altos pueden aumentar la presión en la parte delantera del pie y provocar varios problemas en los pies en algunos casos.

Se requiere cirugía para deshacerse completamente de un juanete, pero hay cosas que puede hacer para controlar los síntomas de sus juanetes y evitar que la formación de juanetes empeore.

Consejos para controlar los juanetes

1.- Cambios en el calzado

La mayoría de los síntomas de los juanetes implican la presión del zapato contra la región del juanete. Esto a menudo conduce a dolor directo sobre el juanete, hinchazón, enrojecimiento y/o ampollas. Debido a que los zapatos estrechos empujan el dedo gordo hacia adentro, usar zapatos anchos puede aliviar la presión sobre el pie.

Se recomienda usar zapatos con:

- Tacones bajos. Cuanto más alto es el talón, más peso fuerza hacia la parte delantera del pie. En lugar de eso, use tacones bajos y anchos.

- Frentes anchos. El uso de calzado ajustado puede causar irritación, enrojecimiento e incomodidad si tiene un juanete. Opte por modelos que tengan el ancho en la puntera para adaptarse a su condición.

- Cajas de dedos profundos. Con un juanete, la altura puede ser tan importante como el ancho de los dedos de los pies. Permítase suficiente espacio en todas las dimensiones, pero asegúrese de que los zapatos aún le queden bien y no sean demasiado grandes para sus pies.

2.-Obtenga un mejor soporte para el arco en sus zapatos

Apoyar el arco transferirá la fuerza fuera del área del juanete. Si bien una ortesis prefabricada de alta calidad puede ayudar, no será tan eficaz como una ortesis personalizada.

3.- Conozca sus medidas

Pídale al vendedor que mida la longitud y el ancho de su pie cuando compre zapatos para ayudar a asegurar un buen ajuste.

4.- Proteja el área

Para evitar el roce y la irritación, puede comprar almohadillas de venta libre que generalmente están llenas de gel para cubrir el juanete.

5.- Use medias diseñadas para reducir la fricción y agregar amortiguación

Las medias hechas de algodón no son una buena opción porque causan una mayor cantidad de fricción. También evite las medias con costuras en los dedos de los pies. Estos pueden causar fricción y dolor en el área del juanete. Busque medias sin costuras. Estas se pueden hacer con una combinación de lana y spandex. Las medias de compresión también ayudan a evitar la fricción. Sin embargo, si tiene diabetes, evite los medias de compresión porque no quiere restringir el flujo de sangre a sus pies.

6.- Calcule los zapatos por comodidad, no por número

Los zapatos de diferentes compañías pueden tener diferentes tamaños. Vaya siempre por el que le resulte cómodo, no por su tamaño habitual de pie.

7.- Plantillas

Algunos médicos recomendarán plantillas de zapatos acolchadas que pueden ayudar a distribuir la presión mientras camina. Esto puede evitar que su juanete empeore.

8.- Use un separador de dedos

Un separador entre el primer y el segundo dedo del pie evita que se apoyen entre sí. Los espaciadores de los dedos del pie son mejores cuando el dedo gordo está desviado y en las primeras etapas de los juanetes, antes de que el dedo gordo se fije más en su posición. Si bien esto no revertirá ni curará el juanete, puede ayudar a enderezar la articulación del dedo del pie mientras lo usa. Algunos sienten un alivio inmediato del dolor.

9.- Estire los dedos de los pies

Quítese los zapatos por un momento y mueva los dedos de los pies cuando pueda en el trabajo o en casa para reducir la presión en los dedos de los pies.

10.- Terapia de frío

Si ha estado mucho tiempo de pie o experimenta inflamación e irritación del juanete, aplicar hielo en el área puede ayudar a aliviar el dolor.

11.- Terapia de remojo

Al final de un largo día, trate sus pies con un baño de agua tibia con sal de Epsom. Esto puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

12.- Férulas para juanetes

Las férulas para juanetes evitan que el primer y segundo dedo se empujen entre sí. Esto reduce la presión entre los dedos de los pies y puede aliviar parte del dolor causado por el juanete. Se recomienda usar esto por la noche mientras duerme. Algunas personas han descubierto que las férulas para juanetes son una solución eficaz a corto plazo. No hay evidencia que sugiera que las férulas para juanetes corregirán o enderezarán el dedo del pie, aunque muchos productos en línea prometen "corrección de juanetes". Tenga cuidado con las falsas promesas.

13.- Masajee su pie

Mueva manualmente el dedo gordo del pie para mantener el tejido suave y el dedo flexible. Hacer rodar una pelota de tenis debajo del pie es una buena forma de masajearla.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo tratar el dolor de juanete
Arturo Ignacio Siso Sosa: Cómo tratar el dolor de juanete

Ejercicios para aliviar y prevenir los juanetes

Tener los músculos del pie débiles puede estar asociado con más dolor y problemas para caminar en personas con juanetes. Algunos buenos ejercicios para fortalecer los músculos del pie son:

1.- Puntas y rizos

Esto actúa en las articulaciones de los dedos de los pies al flexionar los músculos debajo de los pies.

Siéntese en una superficie con los pies a unos 15 cms. del piso. Apunte y doble los dedos de los pies lentamente. Haga esto durante 20 repeticiones de 2 a 3 series.

2.- Círculos de dedos

Esto moviliza las articulaciones del dedo del pie y ayuda a reducir la rigidez.

Mientras está sentado/a en una silla, inclínese y agarre el dedo gordo del pie. Comience a rodear el dedo del pie en el sentido de las agujas del reloj, 20 veces. Deténgase e invierta la dirección durante otros 20 círculos. Completa de 2 a 3 series en cada dedo del pie.

3.- Separación de los dedos del pie

Mientras está sentado, coloque su pie en el suelo. Con el talón fijo al suelo, levante y separe los dedos de los pies. Repita este ejercicio de 10 a 20 veces en cada pie.

4.- Agarre y tire de la toalla

Coloque una toalla pequeña o un paño en el piso. Siéntese y agarre la toalla con los dedos de los pies y tire de ella hacia usted. Utilice solo los dedos de los pies para estrujar la toalla. Repite este movimiento hasta por 5 minutos.

5.- Recogida de canicas

Para este ejercicio, necesitará un tazón y de 10 a 20 canicas. Coloque las canicas en el suelo y coloque el tazón cerca. Siéntese en una superficie con los pies cerca del suelo. Con los dedos de los pies, levante cada canica y colóquela en el tazón. Asegúrese de sujetar el dedo del pie alrededor de la canica.

6.- Rotación en ocho

Este ejercicio es similar al círculo del dedo del pie, pero moverá el dedo del pie en un movimiento en forma de ocho en lugar de un círculo. Esto ayuda con la flexibilidad y el rango de movimiento. Repita 10 veces en cada dedo del pie durante 2 a 3 series.

7.- Elevación del talón

Mientras está sentado, coloque el pie en el suelo. Levante el talón y coloque la mayor parte del peso hacia la parte exterior de la parte anterior del metatarso del pie. Mantenga durante 5 segundos y vuelva al suelo. Repita 10 veces en cada pie.