17 jul 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad paranoide expresa.me

El trastorno de personalidad paranoide (TPP) es una afección mental en la que una persona tiene un patrón a largo plazo de desconfianza y sospecha de los demás.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad paranoide
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad paranoide

Las personas con este trastorno a menudo parecen raras o peculiares. La característica esencial de las personas con TPP es la paranoia, una desconfianza implacable hacia los demás sin motivos suficientes para sospechar. Este trastorno a menudo comienza en la niñez o en la adolescencia temprana y parece ser más común en hombres que en mujeres. Los estudios estiman que la TPP afecta entre el 2,3% y el 4,4% de la población general.

Causas

Se desconoce la causa exacta, pero es probable que implique una combinación de factores biológicos y psicológicos.

El hecho de que el TPP sea más común en personas que tienen parientes cercanos con esquizofrenia sugiere un vínculo genético. También se sospecha que las experiencias de la primera infancia, incluido el trauma físico o emocional, desempeñan un papel en el desarrollo del trastorno.

Síntomas

Las personas con TPP sospechan mucho de otras personas. Como resultado, limitan severamente su vida social. A menudo sienten que están en peligro y buscan pruebas que respalden sus sospechas. Les cuesta ver que su desconfianza no guarda proporción con su entorno.

Los síntomas comunes incluyen:

- Son reacios a confiar en otros o revelar información personal porque temen que la información se use en su contra.

- Dudar del compromiso, la lealtad o la confiabilidad de los demás, creyendo que otros los están usando o engañándolos.

- Preocupación de que otras personas tengan motivos ocultos.

- Creencia injustificada de que otros están tratando de lastimarlo o engañarlo.

- Son implacables y guardan rencor.

- Son hipersensibles y reciben mal las críticas.

- No puede trabajar junto con otros.

- Percepción de comentarios inocentes o situaciones no amenazantes como insultos o ataques personales.

- Percibir ataques a su carácter que no son evidentes para los demás; generalmente reaccionan con ira y rápidamente toman represalias.

- Tienen sospechas recurrentes, sin razón, de que sus cónyuges o amantes les están siendo infieles.

- Son hostiles, tercos y discutidores.

- Tiene dificultad para relajarse.

- Son generalmente fríos y distantes en sus relaciones con los demás, y pueden volverse controladores y celosos.

- Tiende a desarrollar estereotipos negativos de los demás, especialmente los de diferentes grupos culturales.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad paranoide
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad paranoide

Diagnóstico

Si una persona tiene síntomas, el médico comenzará una evaluación realizando un examen físico y un historial médico completo. Aunque no existen pruebas de laboratorio para diagnosticar específicamente los trastornos de la personalidad, el médico puede usar varias pruebas de diagnóstico para descartar una enfermedad física como la causa de los síntomas.

Si el médico no encuentra una razón física para los síntomas, puede remitir a la persona a un psicólogo o psiquiatra, profesionales de la salud especialmente capacitados para diagnosticar y tratar enfermedades mentales. Los psiquiatras y psicólogos utilizan herramientas de evaluación y entrevistas especialmente diseñadas para evaluar a una persona en busca de un trastorno de la personalidad.

Tratamiento

Las personas con TPP a menudo no buscan tratamiento por sí mismas porque no se ven a sí mismas como teniendo un problema. La desconfianza hacia los demás que sienten las personas con TPP también plantea un desafío para los profesionales de la salud porque la confianza es un factor importante de la psicoterapia. Como resultado, muchas personas con TPP no siguen su plan de tratamiento e incluso pueden cuestionar los motivos del terapeuta.

Por lo general, los medicamentos no se usan para tratar el TPP. Sin embargo, se pueden recetar medicamentos, como ansiolíticos, antidepresivos o antipsicóticos, si los síntomas de la persona son extremos o si también padece un problema psicológico asociado, como ansiedad o depresión.