19 jul 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno esquizotípico de la personalidad expresa.me

Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad (TETP) a menudo se identifican como personas que demuestran un comportamiento excéntrico.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno esquizotípico de la personalidad
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno esquizotípico de la personalidad

Las personas que padecen estos trastornos suelen parecer extrañas o peculiares a los demás. También pueden mostrar patrones de pensamiento y comportamientos inusuales.

Pueden tomarse muy en serio los pensamientos mágicos, las supersticiones o los pensamientos paranoicos, evitando a las personas de las que desconfían irracionalmente. También pueden vestirse de manera extraña o divagar en el habla. Estos comportamientos pueden dificultar que formen relaciones cercanas y tengan éxito en el trabajo o la escuela.

Causas

Los investigadores no comprenden exactamente qué causa el trastorno esquizotípico de la personalidad, pero creen que es una combinación de factores genéticos y ambientales.

El trastorno esquizotípico de la personalidad tiende a ser hereditario. Puede estar en riesgo si tiene un familiar con:

- trastorno esquizotípico de la personalidad.

- esquizofrenia.

- otro trastorno de personalidad.

Los factores ambientales, especialmente las experiencias de la niñez, pueden jugar un papel en el desarrollo de este trastorno. Estos factores incluyen:

- trauma.

- abuso.

- estrés.

- tener un padre emocionalmente desapegado.

- negligencia.

Signos y síntomas

Los signos del trastorno esquizotípico de la personalidad incluyen tres componentes principales. La primera es la disminución de la capacidad para entablar relaciones cercanas, lo que puede provocar una gran incomodidad en la persona. El segundo es experimentar distorsiones en el pensamiento o la percepción de los eventos. El tercero muestra un comportamiento excéntrico.

Las personas que padecen este trastorno también pueden:

- Ser desconfiado y paranoico.

- Tener un pensamiento o comportamiento extraño.

- Falta de amigos cercanos fuera de la familia inmediata.

- Estar muy incómodo con la intimidad.

- Creencias inusuales.

- Creencia en superpoderes, como telepatía o supersticiones.

- Suelen malinterpretar la realidad o tener percepciones distorsionadas (por ejemplo, confundir ruidos con voces).

- Tener un discurso extraño que puede ser vago o divagante.

- Vestirse de manera descuidada o extraña.

- Parecer emocionalmente distante o frío.

- Ansiedad social extrema.

- Sentir que una persona ausente está presente.

- Paranoia.

- Respuestas emocionales planas o limitadas.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno esquizotípico de la personalidad
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno esquizotípico de la personalidad

Diagnóstico

Una persona no puede recibir un diagnóstico de trastorno esquizotípico de la personalidad si tiene un diagnóstico de esquizofrenia, cualquier otro trastorno psicótico, trastorno del espectro autista o un diagnóstico de trastorno bipolar o trastorno depresivo con características psicóticas.

No existen pruebas de laboratorio para diagnosticar los trastornos de la personalidad, pero el médico puede usar otras pruebas para descartar una enfermedad física como la causa de los síntomas.

Es posible que sea referido a un psiquiatra o un psicólogo, profesionales de la salud capacitados para diagnosticar y tratar enfermedades mentales. Los psiquiatras y psicólogos utilizan herramientas especiales de entrevista y evaluación para diagnosticar los trastornos de la personalidad.

Al ser evaluado por un trastorno de la personalidad, a muchas personas les resulta útil llevar consigo a un amigo o familiar que haya observado sus comportamientos y pueda ofrecer información al médico. También es posible que desee recopilar información sobre el historial médico de la familia, en particular si hay antecedentes de enfermedades mentales o historias sobre comportamientos o creencias peculiares.

Tratamiento

El tratamiento para el trastorno esquizotípico de la personalidad generalmente implica una combinación de psicoterapia y medicación. El tratamiento puede incluir:

1.- Psicoterapia

El objetivo de la terapia es ayudarlo a cambiar sus estilos de relación, expectativas, patrones de afrontamiento y hábitos de pensamiento y comportamiento. Las personas con este trastorno a menudo pueden aprender a darse cuenta cuando están distorsionando la realidad.

La psicoterapia puede incluir:

- Terapia de apoyo: esto enseña cómo manejar las emociones o pensamientos negativos, cómo confiar en las personas y cómo entablar relaciones.

- Terapia cognitivo-conductual (TCC): muestra cómo otras personas pueden ver el comportamiento y ayuda a controlar la ansiedad y mejorar las habilidades sociales.

- Terapia de apoyo expresiva: ayuda a deshacerse de los prejuicios negativos sobre las relaciones. Se abrirá sobre los pensamientos, sentimientos y preocupaciones.

- Terapia familiar: el tratamiento funciona mejor cuando los miembros de la familia participan y brindan apoyo.

2.- Medicamentos

Las personas con trastorno esquizotípico de la personalidad que también tienen otro trastorno, como ansiedad o depresión, pueden tomar medicamentos, pero generalmente no es el tratamiento principal para los trastornos de la personalidad.

Complicaciones

Las personas con este trastorno pueden tener más probabilidades de tener ansiedad o depresión. También tienden a tener escasas habilidades sociales y carecen de relaciones satisfactorias. Sin tratamiento, las personas con este trastorno pueden sentirse aún más incómodas en situaciones sociales, lo que puede conducir a un mayor aislamiento.

Perspectiva

El trastorno esquizotípico de la personalidad es una enfermedad crónica. Por lo general, requiere un tratamiento de por vida. El pronóstico específico dependerá de la gravedad de los síntomas. Si puede recibir tratamiento temprano, es posible que tenga más éxito.

Aunque los trastornos de la personalidad son afecciones crónicas, la medicación y la terapia pueden hacer mucho para aliviar los síntomas y ayudar a una persona a construir relaciones más sólidas y sentirse eficaz en la vida.