23 jul 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad evasiva expresa.me

Las personas con trastorno de personalidad evasiva (TPE) tienen un patrón de timidez extrema de por vida. También se sienten inadecuados y son hipersensibles al rechazo. El TPE puede causar síntomas psiquiátricos que crean serios problemas con las relaciones y el trabajo.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad evasiva
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad evasiva

El TPE es un patrón perdurable de comportamiento relacionado con la inhibición social, los sentimientos de insuficiencia y la sensibilidad al rechazo que causa problemas en situaciones y relaciones laborales.

El trastorno se caracteriza por una extrema timidez y sensibilidad a las críticas de los demás y se conoce como un trastorno de personalidad del Grupo C o uno que involucra trastornos de personalidad ansiosos y temerosos.

El TPE se asocia con otras afecciones de salud mental como los trastornos de ansiedad, en particular, el trastorno de ansiedad social. Las personas con este trastorno muestran un patrón de evasión debido al miedo al rechazo o la desaprobación, que experimentan como extremadamente doloroso. El trastorno afecta a aproximadamente el 2,5% de la población, con un número aproximadamente igual de hombres y mujeres afectados.

Causas

Se cree que las causas del trastorno de personalidad evasiva involucran factores genéticos, ambientales, sociales y psicológicos. El abuso emocional, la crítica, el ridículo o la falta de afecto o cariño por parte de un padre o cuidador en la infancia pueden resultar en el desarrollo de este trastorno de la personalidad si también están presentes otros factores. El rechazo de los compañeros también puede ser un factor de riesgo.

A menudo, las personas con el trastorno son muy tímidas cuando son niños y no superan esta timidez a medida que envejecen.

Síntomas

Los síntomas comunes asociados con el trastorno de personalidad evasiva son:

- Son hipersensibles y se lastiman fácilmente con las críticas o la desaprobación.

- No está dispuesto a involucrarse con personas a menos que estén seguras de agradarles.

- Necesidad de ser querido.

- El miedo a ser criticado o rechazado en situaciones sociales domina sus pensamientos.

- Tienen pocos amigos cercanos, si es que tienen alguno, y son reacios a involucrarse con otros a menos que estén seguros de agradarles.

- Muestra moderación en las relaciones íntimas por temor a ser avergonzado o ridiculizado.

- Anhedonia (falta de placer en las actividades).

- Cree que es inferior a los demás, poco atractivo e inepto.

- Tienden a ser tímidos, incómodos y cohibidos en situaciones sociales debido al miedo a hacer algo mal o sentirse avergonzados.

- Se inhibe en nuevas situaciones interpersonales debido a sentimientos de insuficiencia.

- Ansiedad por decir o hacer algo incorrecto.

- Es poco probable que participe en nuevas actividades o que corra riesgos personales porque tiene miedo de la vergüenza.

- Tienden a exagerar los problemas potenciales.

- Evitar tomar decisiones.

- Comportamiento temeroso y tenso.

- Baja autoestima.

- Autoaislamiento.

- Hipersensibilidad a la evaluación negativa.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad evasiva
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno de personalidad evasiva

Diagnóstico

El trastorno de personalidad evasiva solo puede ser diagnosticado por un profesional de salud mental capacitado.

El comportamiento evasivo se puede observar comúnmente en niños o adolescentes, pero el diagnóstico de un trastorno de la personalidad no se puede hacer en la infancia porque la timidez, el miedo a los extraños, la incomodidad social o la sensibilidad a las críticas son a menudo una parte normal del desarrollo del niño y el adolescente.

Tratamiento

Tratar los trastornos de la personalidad es difícil, porque las personas con estos trastornos tienen patrones de pensamiento y comportamiento profundamente arraigados que han existido durante muchos años. Sin embargo, las personas con trastorno de personalidad evasiva tienden a ser buenos candidatos para el tratamiento porque su trastorno les causa una angustia significativa y la mayoría desea entablar relaciones. Este deseo puede ser un factor de motivación para que las personas con trastorno de personalidad por evitación sigan sus planes de tratamiento.

La psicoterapia es el tratamiento más eficaz para el TPE. El objetivo de la terapia es ayudar a identificar las creencias inconscientes sobre sí mismo y cómo lo ven los demás.

- Terapia cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una forma de terapia de conversación. Un terapeuta ayuda a reconocer y reemplazar creencias y procesos de pensamiento poco saludables. El terapeuta alentará a examinar y poner a prueba los pensamientos y creencias para ver si tienen una base fáctica. También ayudará a desarrollar pensamientos alternativos y más saludables.

- Psicoterapia psicodinámica

La terapia psicodinámica es otra forma de terapia de conversación. Ayuda a tomar conciencia de los pensamientos inconscientes. Puede ayudar a comprender cómo las experiencias pasadas influyen en el comportamiento actual. Esto permite examinar y resolver los dolores y conflictos emocionales del pasado. Entonces podrá seguir adelante con una perspectiva más saludable de si mismo y de cómo le ven los demás. La psicoterapia psicodinámica produce resultados duraderos con beneficios que continúan después del tratamiento.

- Medicamentos

No existe ningún medicamento para tratar los trastornos de la personalidad. Sin embargo, el médico puede recetar medicamentos antidepresivos si tiene depresión o ansiedad concurrentes.

Uno de los primeros pasos para mejorar la calidad de vida con el trastorno de personalidad evasiva es reconocer los signos. Al comprender los síntomas específicos, podrá trabajar mejor con el terapeuta para encontrar formas de solucionarlos.

El autocuidado también es esencial, incluido encontrar habilidades de afrontamiento saludables que impidan recurrir a las drogas o el alcohol, fumar, comer en exceso o autolesionarse cuando está pasando por un momento difícil.