25 jul 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno obsesivo compulsivo expresa.me 

El trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo (TOC) es una afección médica que hace que una persona experimente una abrumadora necesidad de orden, perfeccionismo y control mental e interpersonal.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno obsesivo compulsivo
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva (TOC) se define por un estricto orden, control y perfeccionismo. Alguien con TOC probablemente tratará de mantenerse a cargo de los detalles más pequeños de su vida, incluso a expensas de su flexibilidad y apertura a nuevas experiencias.

Tener TOC puede interferir con la capacidad de una persona para relacionarse con los demás. Si bien las personas con esta afección a menudo pueden mejorar su calidad de vida si buscan tratamiento, rara vez perciben que hay un problema, por lo que la afección tiende a no tratarse.

Causas

El TOC tiende a ocurrir en familias, por lo que los genes pueden estar involucrados. La infancia y el entorno de una persona también pueden influir.

Este trastorno puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Ocurre con mayor frecuencia en hombres.

Los médicos no saben exactamente qué causa que una persona tenga TOC, sin embargo, existen algunas teorías:

- Una persona puede haber tenido una infancia con padres o cuidadores muy controladores o protectores . Algunos médicos ven el TOC como un mecanismo de afrontamiento mediante el cual una persona instituyó un orden en su vida para lidiar con sus sentimientos.

- No hubo un desarrollo emocional y empático durante la infancia.

- Los factores genéticos pueden desempeñar un papel en el desarrollo de TOC. Si una persona tiene un familiar cercano con la afección, es más probable que la tenga.

- No pudieron formar vínculos seguros con sus padres.

Sin embargo, se ha demostrado que una persona puede tener TOC sin ninguno de los factores anteriores como causas.

Síntomas

Las personas con TOC tienen grandes logros y sienten una sensación de urgencia por sus acciones. Pueden enfadarse mucho si otras personas interfieren con sus rígidas rutinas. Es posible que no puedan expresar su enojo directamente.

Una persona con TOC tiene síntomas de perfeccionismo que generalmente comienzan en la edad adulta temprana. Este perfeccionismo puede interferir con la capacidad de la persona para completar tareas porque sus estándares son muy rígidos. Pueden retraerse emocionalmente cuando no pueden controlar una situación. Esto puede interferir con su capacidad para resolver problemas y formar relaciones cercanas.

Una persona con TOC suele mostrar algunos de los siguientes rasgos de personalidad:

- Adherencia a las reglas de forma rígida e inflexible.

- Tener tal nivel de perfeccionismo que no pueden terminar las tareas porque se obsesionan con los detalles.

- Excesiva devoción al trabajo.

- Crear órdenes y listas de tareas.

- Falta de voluntad para delegar o compartir tareas, a menos que la persona con la que están trabajando esté de acuerdo en realizarlas exactamente como lo piden.

- No poder tirar cosas, incluso cuando los objetos no tienen valor.

- Deseo de controlar sus relaciones con los demás.

- Seguimiento estricto de sus códigos morales y éticos personales con poco espacio para comprender a los demás.

- Falta de generosidad.

-Extrema dedicación a su trabajo.

- Dificultad para empatizar con los demás y / o mantener relaciones íntimas.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno obsesivo compulsivo
Arturo Ignacio Siso Sosa: Trastornos de la personalidad: Trastorno obsesivo compulsivo

Diagnóstico

Los médicos clasifican el TOC como un trastorno de la personalidad. Estos trastornos son una alteración del comportamiento que puede afectar la vida social y laboral de una persona. Más comúnmente, un trastorno de la  personalidad se desarrollará al final de la adolescencia y persistirá "de forma estable" en la edad adulta.

Aunque no existe una prueba de diagnóstico específica para TOC, como un análisis de sangre, un médico puede hablar con una persona sobre su vida para evaluar si puede tener TOC.

Los medicamentos pueden ayudar a reducir la ansiedad y la depresión causadas por el TOC. Se cree que la terapia de conversación es el tratamiento más eficaz para el TOC. En algunos casos, los medicamentos combinados con la psicoterapia son más efectivos que cualquier tratamiento solo.

Las prácticas de atención plena, como la meditación, la respiración profunda y las técnicas de relajación, pueden ayudar a la persona a reducir los niveles de estrés que influyen en su comportamiento.

Complicaciones

El TOC es uno de los trastornos de personalidad más comunes. Los hombres y las mujeres parecen experimentarlo aproximadamente al mismo ritmo, aunque es menos común en los adultos más jóvenes.

Puede ocurrir con varias otras afecciones, como:

- Trastornos de la alimentación.

- Enfermedad de Parkinson.

- Depresión.

- Trastorno de ansiedad por enfermedad (anteriormente llamado hipocondría).