26 jul 2021 Arturo Siso Sosa: Cómo manejar la adicción al celular expresa.me

Aunque la adicción al teléfono celular no se reconozca formalmente, para muchas personas, la idea de no tener su teléfono celular es imposible.

Arturo Siso Sosa: Cómo manejar la adicción al celular
Arturo Siso Sosa: Cómo manejar la adicción al celular

Entre mensajes de texto, correos electrónicos, una gama cada vez mayor de opciones de redes sociales y otras aplicaciones, la mayoría de nosotros tenemos teléfonos inteligentes ahora, y estamos más atados a ellos de lo que quizás deberíamos. Si antes solía considerarse de mala educación revisar el teléfono cuando salía a cenar o se relacionaba con personas en la vida real, la verificación constante del teléfono se ha vuelto cada vez más común.

Para muchas personas, mirar su teléfono celular se ha convertido en una nueva forma de navegar por las complejidades sociales de la vida moderna. Se ha convertido en una forma de evitar situaciones incómodas, para evitar la atención no deseada de otros, una forma de conocer parejas potenciales a través de sitios de citas y una forma de obtener una validación constante publicando en línea y buscando un "me gusta".

Estrés en línea

Casi uno de cada cinco personas (18%) informa que el uso de la tecnología es una fuente de estrés muy o algo importante. También es interesante el hecho de que quienes revisan constantemente sus teléfonos tienen más probabilidades de encontrar que la tecnología es algo o significativamente estresante.

Algunas razones son:

- Efectos sobre la salud: El estrés mal manejado se ha relacionado con varios resultados de salud negativos, y encuestas anteriores han encontrado que muchos están preocupados por los efectos del estrés en su salud. Esta es probablemente una preocupación válida, ya que se ha descubierto que la comparación de las redes sociales está relacionada con una disminución de la felicidad y el bienestar, y también con un aumento de los niveles de estrés. Y el estrés no controlado puede afectar la salud de múltiples maneras.

- Discusiones políticas y culturales: más de dos quintas partes de los revisores telefónicos frecuentes (42%) informan que las discusiones políticas y los desacuerdos culturales en las redes sociales les causan estrés. Esto es comprensible, considerando que el conflicto es una experiencia estresante para la mayoría de las personas, y participar en un entorno cargado de conflictos con mayor frecuencia puede generar más estrés.

- Sentirse desconectado: Irónicamente, quienes más revisan las redes sociales tienden a ser los que se sienten menos conectados. El 44% de los revisores constantes informan sentirse desconectados de su familia y amigos incluso cuando están con ellos. La soledad también puede afectar la salud y la felicidad, ya que la soledad tiene sus propios peligros e incluso puede considerarse "contagiosa". Esta conexión ha creado una verdadera desconexión.

Cómo dejar la adicción al teléfono celular

Permanecer hiperconectado puede interferir con su participación en relaciones y experiencias reales, puede causar dolores y molestias e interferir con el sueño. Incluso puede conducir a la adicción a Internet si está constantemente en línea y no puede desconectarse.

Algunos consejos que pueden ayudar estar más presente:

1.- Desconéctese a ciertas horas del día

Si crea espacios cuando no está disponible, como la hora de la cena, después de cierta hora de la noche o incluso cada dos horas, comienza a aprender cómo limitar su disponibilidad. También le enseña a los demás a no esperar que esté constantemente disponible. Este pequeño límite puede facilitar la desconexión en otros momentos y de otras formas.

2.- Reúnase en persona

Ya sea por negocios o por placer, haga arreglos para reunirse en persona en lugar de confiar en la facilidad de enviar mensajes de texto o hablar por teléfono. Si no puede reunirse con ellos en persona, entonces levante el teléfono y hable por teléfono, en lugar de enviar mensajes de texto. Cuando esté con otra persona, apague o ignore su teléfono si suena; recibir una llamada en medio de una conversación es el colmo de una educación deficiente.

3.- Use el "modo de suspensión"

Poner el teléfono en "modo de suspensión" y solo revisarlo una vez por hora es una buena manera de mantener las notificaciones funcionales pero silenciosas, para que pueda elegir cuándo dejar que interrumpan su día. Esto le da un mayor control.

4.- Elija experiencias reales sobre virtuales

Haga una elección consciente para tener experiencias reales en lugar de virtuales. En lugar de buscar información en Internet, vaya a la biblioteca y busque un libro. En lugar de jugar videojuegos, únase a un equipo o club de ajedrez. Salga a ver artistas en vivo, en lugar de ver todo en línea.

Arturo Siso Sosa: Cómo manejar la adicción al celular
Arturo Siso Sosa: Cómo manejar la adicción al celular

5.- Pida a las personas que lo apoyen

Obtenga ayuda anunciando que le gustaría revisar menos su teléfono cuando está con otras personas. Incluso puede hacer un pacto con otros de que nadie revisará los teléfonos cuando estén juntos, como en los " viejos tiempos". Esto puede ayudar a mantenerle conectado con las personas con las que está en ese momento y convertirlo en una especie de juego, en lugar de algo que intenta hacer solo.

6.- Use el dormitorio para dormir y tener sexo

Un componente central de los buenos hábitos de sueño, es mantener su habitación para dormir y tener relaciones sexuales, y dejar el teléfono celular en otra habitación de la casa, no solo mejorará la calidad de su sueño. Reducirá la probabilidad de que los mensajes de texto y las llamadas telefónicas invadan su tiempo personal. Y si depende de su teléfono celular para enviar mensajes de texto, pornografía en Internet u otras actividades de cibersexo, su vida sexual puede tener problemas.

7.- Elimine aplicaciones

Si elimina las aplicaciones de redes sociales en el teléfono, se verá obligado a usarlas solo cuando esté en su computadora o tableta. Esto hace que sea más desafiante mantener el hábito inconsciente de revisar su teléfono, pero no lo interrumpe por completo. La idea es pensar más en ello y hacer que las redes sociales estén menos disponibles, pero no completamente inaccesibles.

8.- Valore los espacios vacíos de su día

Una de las razones por las que nos volvemos dependientes de nuestros teléfonos móviles es porque es muy fácil sacarlos cada vez que hay un espacio vacío en el día. Una consecuencia desafortunada de esto es que puede parecer una pérdida de tiempo cuando no está revisando sus correos electrónicos o cuando no está involucrado en otra actividad. Sin embargo, los espacios vacíos son importantes para sentirse cómodo con uno mismo y el proceso de ser, que es una parte importante del bienestar mental. Utilice este tiempo para practicar la atención plena u otra técnica de relajación.

9.- Establezca sus propios límites

En lugar de pensar automáticamente que debe tener su teléfono celular a mano en todo momento, establezca límites sobre cuándo lo revisará o no. Déjelo deliberadamente fuera de su alcance cuando realmente prefiera concentrarse en alguna otra parte de su vida. Siempre puede devolver llamadas o responder correos electrónicos más tarde.

10.- Pruebe la meditación

Revisar el teléfono puede ser un hábito tan insidioso, que es fácil hacerlo sin pensar. Adoptar un nuevo hábito como la meditación puede ayudarle a ser más consciente del momento presente, el aquí y el ahora. Eso también puede ayudarle a adquirir la práctica de estar aquí, ahora, en lugar de preguntarse quién más está diciendo algo en línea. Practique estar completamente presente y será más fácil mantener su teléfono en su bolsillo.