18 ago 2021 Arturo Ignacio Siso Sosa: Entrenamiento para el cerebro expresa.me

El cerebro está involucrado en todo lo que hacemos y, como cualquier otra parte del cuerpo, también necesita ser cuidado.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Entrenamiento para el cerebro
Arturo Ignacio Siso Sosa: Entrenamiento para el cerebro

Además de seguir hábitos de vida saludables, como comer una dieta bien equilibrada y hacer ejercicio con regularidad, también puede mantener la mente y la memoria en forma con ejercicios para entrenar el cerebro.

Ejercitar el cerebro para mejorar la memoria, la concentración o la funcionalidad diaria es una prioridad fundamental para muchas personas, especialmente a medida que envejecen. Las personas de todas las edades pueden beneficiarse de la incorporación de algunos ejercicios cerebrales simples en su vida diaria.

Las investigaciones han demostrado que hay muchas formas en que puede perfeccionar la agudeza mental y ayudar a que su cerebro se mantenga saludable, sin importar la edad que tenga. Hacer ciertos ejercicios cerebrales para ayudar a mejorar su memoria , concentración y enfoque puede hacer que las tareas diarias sean más rápidas y fáciles de hacer, y mantener su cerebro en forma a medida que envejece.

Ejercicios para un cerebro fitness

1.- Juegue

Los programas y juegos de acondicionamiento cerebral son una manera maravillosa de estimular y desafiar el cerebro. Sudoku, crucigramas y juegos electrónicos pueden mejorar la velocidad y la memoria del cerebro. Estos juegos se basan en la lógica, las habilidades con las palabras, las matemáticas y más. Estos juegos también son divertidos.

Obtendrá más beneficios al hacer estos juegos un poco todos los días. Dedique unos 15 minutos, no horas.

2.- Rompecabezas

Trabajar en un rompecabezas es una excelente manera de fortalecer el cerebro.

Investigaciones han demostrado que hacer rompecabezas recluta múltiples habilidades cognitivas y es un factor protector para el envejecimiento cognitivo visuoespacial. En otras palabras, al armar un rompecabezas, tiene que mirar diferentes piezas y averiguar dónde encajan dentro de la imagen más grande. Esta puede ser una excelente manera de desafiar y ejercitar el cerebro.

3.- Ponga a prueba la memoria

Haga una lista (artículos de la compra, cosas que hacer o cualquier otra cosa que se le ocurra) y memorícela. Aproximadamente una hora después, vea cuántos elementos puede recordar. Haga la lista lo más desafiante posible para la mayor estimulación mental.

4.- Meditación

La meditación diaria es quizás lo mejor que puede hacer por la salud de la mente y el cuerpo. La meditación no solo relaja, también ejercita el cerebro. Al crear un estado mental diferente, involucra al cerebro de formas nuevas e interesantes mientras aumentas la aptitud cerebral.

5.- Use todos los sentidos

Estudios sugieren que usar todos los sentidos puede ayudar a fortalecer el cerebro.

Para ejercitar los sentidos y el cerebro, intente realizar actividades que involucren simultáneamente los cinco sentidos. Puede hornear un lote de galletas, visitar un mercado de
agricultores o probar un nuevo restaurante mientras se concentra en oler, tocar, saborear, ver y oír al mismo tiempo.

6.- Que la música suene

Aprenda a tocar un instrumento musical o únase a un coro. Los estudios demuestran que aprender algo nuevo y complejo durante un período de tiempo más largo es ideal para la mente que envejece.

7.- Alimente el cerebro

El cerebro necesita que coma grasas saludables. Concéntrese en los aceites de pescado de salmón salvaje, nueces, semillas de lino y aceite de oliva. Consuma más de estos alimentos y menos grasas saturadas. Elimine las grasas trans por completo de la dieta.

Arturo Ignacio Siso Sosa: Entrenamiento para el cerebro
Arturo Ignacio Siso Sosa: Entrenamiento para el cerebro

8.- Cambie la rutina

No se quede estancado en la rutina cuando se trata de las tareas diarias. En cambio, esté dispuesto a probar nuevas formas de hacer las mismas cosas.

Elija una ruta diferente para ir al trabajo cada semana o pruebe un modo de transporte diferente, como andar en bicicleta o usar el transporte público en lugar de conducir. El
cerebro puede beneficiarse de este simple cambio y es posible que se sorprenda de lo fácil que es cambiar la forma de pensar.

9.- Aprenda un idioma extranjero

La escucha y el oído involucrados estimulan el cerebro. Además, un vocabulario rico se ha relacionado con un riesgo reducido de deterioro cognitivo.

10.- Apague la televisión

La persona promedio mira más de cuatro horas de televisión todos los días. La televisión puede obstaculizar las relaciones, la vida y más. Apague el televisor y pase más tiempo viviendo y ejercitando su mente y cuerpo.

11.- Practique Tai chi

El tai chi puede beneficiar la salud de muchas maneras, incluida la salud mental. Además, también puede ayudarle a centrarse cuando la vida parezca desequilibrada.

12.- Aprenda un nuevo deporte

Empiece a hacer un ejercicio atlético que requiera mente y cuerpo, como yoga, golf o tenis.

13.- Lea algo diferente

Los libros son portátiles, están libres de bibliotecas y están llenos de infinidad de personajes, información y hechos interesantes. Salga de temas de lectura familiares. Si suele
leer libros de historia, pruebe con una novela contemporánea. Lea autores extranjeros, clásicos y libros al azar. El cerebro no solo se ejercitará imaginando diferentes períodos de tiempo, culturas y pueblos, sino que también tendrá historias interesantes que contar sobre la lectura, lo que le hace pensar y las conexiones que traza entre la vida moderna y las palabras.

14.- Haga matemáticas en su cabeza

Resuelva los problemas sin la ayuda de un lápiz, papel o computadora. Puede hacer esto más difícil - y atlético - caminando al mismo tiempo.

Conclusión

Centrarse en la salud de su cerebro es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar su concentración, memoria y agilidad mental, sin importar la edad que tenga.

Al incorporar ejercicios cerebrales en su vida diaria, podrá desafiar su mente, agudizar sus habilidades cognitivas y posiblemente aprender algo nuevo y enriquecedor a lo largo del camino.