23 ago 2021 Arturo Siso Sosa: Neutralidad corporal expresa.me

La neutralidad corporal es la idea de aceptar su cuerpo tal como está en su estado actual.

Arturo Siso Sosa: Neutralidad corporal
Arturo Siso Sosa: Neutralidad corporal

La neutralidad corporal fomenta el reconocimiento de todo lo que su cuerpo es capaz de hacer, así como el reconocimiento de que puede que no funcione o no le encaje perfectamente.

La neutralidad corporal enfatiza la falta de apego a cómo se ve exactamente su cuerpo en un momento dado y desalienta el tiempo dedicado a preocuparse por su yo físico.

En esencia, el concepto de neutralidad corporal desafía la idea de que necesita amar su cuerpo y su  apariencia para sentirse bien consigo mismo/a.

En realidad, no tiene que odiar ni amar su cuerpo. En cambio, simplemente puede aceptarlo por lo que es: el vehículo que le lleva de un lugar a otro y le permite disfrutar de todo lo que la vida tiene para ofrecer.

No todo el mundo ama su cuerpo todo el tiempo o nunca. No puede forzarse a encontrar el amor que no está ahí. Decirse a si mismo/a que debe amar su cuerpo puede simplemente crear otra trampa en la que caer, agravando su angustia al hacerle sentir como si hubiera fallado.

Es posible que las personas transgénero no amen un cuerpo físico que no coincida con su género. Es posible que las personas que viven con discapacidades no siempre amen un cuerpo que les impida moverse libremente.

Estos grupos marginados y, a menudo, ignorados merecen algo mejor que "esforzarse más". También lo hacen las personas que se están recuperando de trastornos alimentarios y aquellas con cuerpos que quedan fuera de lo que la sociedad considera ideal o incluso aceptable.

Cómo practicar la neutralidad corporal

La neutralidad corporal puede beneficiar a todos, pero el movimiento resuena particularmente en las personas que encuentran que amar su cuerpo es un desafío.

La neutralidad corporal anima a mirar más allá de la apariencia física y romper el hábito de conectar el cuerpo con el sentido de autoestima. Permite apreciar las habilidades únicas de su cuerpo y valorarlo por lo que hace, en lugar de criticar los defectos que otros han señalado o preocuparse por cómo le ven los demás.

Formas en las que puede comenzar a integrar esta práctica en las distintas partes de su vida:

1.- Hable consigo mismo

Sentirse neutral con respecto a su cuerpo no necesariamente sucede rápidamente o se siente natural al  principio. La mejor oportunidad de adaptarse a esta mentalidad radica en cómo se comunica consigo mismo sobre su cuerpo.

Trate lo siguiente:

- Reconozca las formas en que su cuerpo no funciona bien para usted y elimine la carga emocional de esas cosas siendo un hecho. Por ejemplo, permitirse reconocer hechos como "mis rodillas no se doblan con facilidad" o "mi cuerpo no cabe cómodamente en las sillas de un restaurante" puede ayudarlo a aceptar esas cosas como parte de su vida, sin intentarlo, esconderlo o sentir vergüenza.

- Reconozca las formas en que su cuerpo funciona bien diciendo cosas como "mis brazos son fuertes", mis piernas pueden andar en bicicleta durante una hora o "mi cerebro piensa muy rápido".

- Realice actividades de amor propio solo cuando realmente se sienta edificante, y no cuando se sienta como un esfuerzo o una mentira.

2.- Dieta y alimentación

Para comer de una manera neutral con respecto a su cuerpo, tiene más sentido concentrarse en qué alimentos funcionan mejor para su yo físico y sus papilas gustativas. Elegir alimentos que digiera bien, de los que disfrute los sabores y que le llenen de energía es la forma más sencilla de practicar la neutralidad
corporal al comer.

El concepto de alimentación intuitiva encaja perfectamente con la neutralidad corporal. La neutralidad corporal no tiene una dieta adecuada. Puede optar por seguir un plan de alimentación específico si hay uno que lo haga sentir bien, o evitarlos por completo y confiar en su instinto al decidir qué comer y cuándo.

3.- Ejercicios

Todos los cuerpos se benefician del movimiento, sin embargo, la industria del ejercicio en general, desafortunadamente, se enfoca en perder peso, cambiar la forma de su cuerpo y quemar grasa.

Aceptar su cuerpo en su tamaño y forma actuales lo libera de realizar ejercicios que quizás no disfrute, pero que haga de todos modos por el bien de quemar calorías o grasa. En cambio, para practicar la neutralidad corporal en el ejercicio, debe elegir actividades que disfrute hacer y luego dejar de hacerlas
una vez que esté cansado o adolorido.

4.- Ropa

Todo tenemos el derecho de usar ropa que sea cómoda y que nos guste.

Para vestirse desde un espacio de neutralidad corporal, elija ropa que le guste y que le sienta bien a su cuerpo. Decidir qué ropa siente emocionalmente cómoda puede ser un acto de equilibrio. Eso es porque si sabe que está usando algo que la población general no aprobará, puede hacer que se sienta cohibido/a. Busque un término medio en la ropa que le guste de esa manera podrá dejar de pensar en su ropa una vez que se la ponga.

5.- Reconozca y replantee los pensamientos

Cuando se de cuenta de que está criticando su cuerpo, piense en lo que está haciendo por usted en ese momento. Concéntrese en su fuerza y ​​capacidad para sanar, moverse, adaptarse.

6.- Tenga paciencia

Se necesita tiempo para pasar de un hábito de negatividad o falsa positividad a un punto medio más neutral.

Trate de tener paciencia mientras acepta la neutralidad. A menudo es una batalla cuesta arriba ya que los medios y la publicidad le empujan completamente en la dirección opuesta.

Arturo Siso Sosa: Neutralidad corporal
Arturo Siso Sosa: Neutralidad corporal

Beneficios para la salud mental

1.- Menos estrés

Cuando decide aceptar su cuerpo tal como es, por lo que es capaz de hacer, y deja de concentrarse en cómo debería ser diferente, es probable que sus niveles de estrés disminuyan. Esto hace que sea más fácil sentirse feliz y relajado.

Además, con menos estrés, su cuerpo producirá menos cortisol (la principal hormona del estrés del cuerpo) dando como resultado efectos positivos como más energía, mejor sueño y mejor digestión.

2.- Menos juicio

Cuando se esfuerza por dejar de juzgar su propio cuerpo contra el de los demás o contra un ideal en su mente, es natural que también deje de juzgar los cuerpos de otras personas con tanta dureza.

Uno de los mejores efectos de esto es que a medida que nos movemos hacia una mentalidad menos crítica sobre nuestros cuerpos, se vuelve más natural ser menos críticos sobre nosotros mismos y otras personas, en todos los sentidos. Incluso para temas fuera del cuerpo, cuando practica la neutralidad corporal, es posible que se critique menos a si mismo/a y a los demás.

3.- Mejor intuición

Muchas personas están acostumbradas a elegir los alimentos que comen basándose en lo que les dicen los profesionales de la salud y la nutrición, o incluso personas influyentes, que son los alimentos "correctos" para comer, por lo que comer intuitivamente puede parecer un cambio de vida importante.

Cuando haya aprendido a ponerse en contacto con su intuición en relación con su cuerpo y su alimentación, también habrá abierto la puerta a escuchar y oír su intuición en general. Esto puede ser valioso para su salud mental porque puede llevarle a sentirse más seguro/a en sus habilidades para tomar decisiones.

4.- Mejor estado de ánimo

Menos juicio, menos estrés y mejor intuición como resultados de la neutralidad corporal hacen que mejore el estado de ánimo. El acto de practicar la neutralidad corporal puede conducir a todos esos y, a partir de ahí, es posible que se encuentre de mejor humor con más frecuencia de lo que podría haber imaginado.

5.- Menos ansiedad

Pasar a un lugar de neutralidad corporal reduce la ansiedad. Al no pasar el tiempo con la mentalidad dolorosa de lo que "debería ser", tendrá una gran parte de su vida por la que no debe preocuparse. Y cuando haya experimentado menos ansiedad acerca de su cuerpo, es posible que se sienta menos ansioso/a.