09 oct 2021 Arturo Siso Sosa: Maravillas del mundo: El Gran Cañón expresa.me

Después de 100 años como parque nacional y eones como una maravilla geológica, el ícono estadounidense continúa revelando capas de su pasado y del paisaje que se avecina.

Arturo Siso Sosa: Maravillas del mundo: El Gran Cañón
Arturo Siso Sosa: Maravillas del mundo: El Gran Cañón

El Parque Nacional del Gran Cañón es uno de los parques nacionales más populares de Estados Unidos con más de cinco millones de visitantes cada año. La historia del Gran Cañón se remonta aproximadamente a seis millones de años, siendo el río Colorado el punto focal de su creación. Durante estos millones de años, el río Colorado erosionó lentamente la tierra debajo de él formando el cañón espectacularmente profundo que se conoce hoy.


El Gran Cañón se encuentra en la parte suroeste del Colorado Plateau, que ocupa una gran área del suroeste de los Estados Unidos y consiste esencialmente en rocas en capas horizontales y flujos de lava. El amplio abismo, intrincadamente esculpido del cañón, contiene entre sus paredes exteriores una multitud de
imponentes picos, colinas, gargantas y barrancos. Tiene un ancho de aproximadamente 160 metros a 29 kms. También hay muchos cañones laterales y mesetas circundantes.

Los humanos lo encontraron por primera vez hace unos 12.000 años, cuando los primeros estadounidenses se extendieron por todo el continente. En el siglo XVI comenzaron a pasar algunos exploradores españoles. Y en mayo de 1869, el veterano de la Guerra Civil con un solo brazo, John Wesley Powell, guió a nueve hombres en una expedición en bote sin precedentes por el río Colorado. El informe de ese viaje, ayudó a cimentar la reputación del Gran Cañón como un ícono nacional y una maravilla natural.

Aunque su imponente grandeza y belleza son las principales atracciones del Gran Cañón, quizás su aspecto más vital y valioso se encuentra en la escala de tiempo de la historia de la Tierra que se revela en las rocas expuestas de las paredes del cañón. Ningún otro lugar de la Tierra se compara con el Gran Cañón por su
extenso y profundo registro de eventos geológicos.

Los fósiles de plantas y animales terrestres no abundan en las rocas sedimentarias del Gran Cañón debido a la edad de las rocas. Los fósiles son principalmente de algas primitivas y especies marinas como moluscos,  corales, trilobites y otros invertebrados.

Actualmente, la vida animal en el área del Gran Cañón es variada y abundante. Los mamíferos comunes son las muchas variedades de ardillas, coyotes, zorros, ciervos, tejones, gatos monteses, conejos, y ratas canguro. Además, la región del cañón alberga una gran cantidad de especies de aves, incluidas aves rapaces como el águila calva y el halcón peregrino y el raro cóndor de California.

En 1979 el parque fue designado por la UNESCO como Sitio del Patrimonio Mundial. Es un destino turístico inmensamente popular, con varios millones de visitantes al año.

Arturo Siso Sosa: Maravillas del mundo: El Gran Cañón
Arturo Siso Sosa: Maravillas del mundo: El Gran Cañón

Datos interesantes

- No es el cañón mas profundo del mundo

El Gran Cañón Yarlung Tsangpo, en el Tíbet, tiene una profundidad de 5.400 mts., lo que lo hace más de 3 kms. más profundo que el Gran Cañón. El cañón tibetano también es aproximadamente 48 kms. más largo que el Gran Cañón.

- El propio Gran Cañón puede influir en el clima

Los cambios repentinos en la elevación tienen un impacto enorme en la temperatura y las precipitaciones, por lo que el clima podría variar drásticamente según el lugar en el que se encuentre en el Gran Cañón.

- No hay huesos de dinosaurios

Nunca se ha encontrado ninguno allí. La roca que forma las paredes del cañón es mucho más antigua que los dinosaurios, aproximadamente mil millones de años más antigua, en algunos casos, pero el cañón en sí probablemente no se formó hasta después de que los dinosaurios desaparecieron hace mucho tiempo.

- Hay muchas cuevas escondidas

Escondidas dentro del Gran Cañón se estima que hay 1,000 cuevas, y de ellas, se han registrado solo 335.

- Los souvenirs se pueden comprar pero no llevarse

El Parque Nacional del Gran Cañón, pertenece a todos. Las rocas, las plantas, la madera y los artefactos deben dejarse donde se encuentran para que otros puedan disfrutarlos en el futuro.