Arturo Ignacio Siso Sosa: ¿Existe un gen desinteresado?

14 abr 2020 En un reciente estudio, casi 200 participantes tomaron pruebas que midieron su capacidad para identificar y sentir las emociones de los demás; también proporcionaron muestras de ADN. Cuando los investigadores examinaron el ADN de los participantes, se centraron en un gen en particular que es el receptor de la oxitocina, que se conoce como la "hormona del amor". Las personas pueden tener una de las tres variaciones de este gen, ya sea AA, AG o GG, según la información genética que reciban de cada padre.

Los investigadores encontraron que los participantes que tenían la variación GG obtuvieron puntajes significativamente más altos en las pruebas de empatía que aquellos que tenían cualquiera de las otras dos variaciones. Además, las personas con la variación GG parecían menos reactivas al estrés, lo que los investigadores midieron en parte midiendo la frecuencia cardíaca de los participantes al anticipar un fuerte estallido de ruido.