Arturo Ignacio Siso Sosa nos enseña a comprender los pensamientos intrusivos

29 feb 2020 "No hay institución más poderosa que la institución de tu mente". —Naide P. Obiang

Los pensamientos intrusivos son pensamientos, imágenes o impulsos no deseados que parecen surgir en tu mente de la nada. Tales pensamientos pueden tomar la forma de cualquier cantidad de ideas ofensivas. El contenido es comúnmente violento, sexualmente explícito o socialmente inapropiado. Estos pensamientos pueden estar dirigidos hacia seres queridos, personas cercanas o uno mismo.

Algunos ejemplos de pensamientos intrusivos comunes incluyen:

1. La imagen repentina de dañar a su hijo u otro ser querido, a pesar de no tener intención o deseo de hacerlo.

2. La idea de realizar un acto sexual con alguien, a pesar de ser inapropiado y / o carecer de atracción hacia esa persona.

3. La repentina necesidad de gritar obscenidades o exponerse en público.

4. Un impulso fugaz e inesperado de saltar al pararse en un puente.

La naturaleza no deseada e inesperada de los pensamientos intrusivos los separa de otros tipos de pensamientos, como preocupaciones, reflexiones o deseos. De hecho, los pensamientos intrusivos a menudo son tan contrarios al carácter de uno y desean que la persona esté angustiada o disgustada por los pensamientos.