12 ene 2021 Arturo Siso Sosa: Cómo optimizar el tratamiento del asma expresa.me

El asma es una de las enfermedades crónicas más comunes y afecta a 334 millones de personas en todo el mundo. Se estima que el número de personas con asma aumentará en más de 100 millones para el 2025. El asma afecta a personas de todas las edades, específicamente a los pacientes más pequeños: los niños. Actualmente, alrededor del 14 por ciento de los niños del mundo experimentan síntomas de asma, como sibilancias, dificultad para respirar, dificultad para completar la actividad física, somnolencia y opresión en el pecho.

Arturo Siso Sosa: Cómo optimizar el tratamiento del asma
Arturo Siso Sosa: Cómo optimizar el tratamiento del asma

Al causar estrechamiento e inflamación de las vías respiratorias, puede dificultar el simple, a menudo inconsciente, acto de respirar. El asma grave puede poner en peligro la vida si no se maneja adecuadamente. Si bien existen muchas terapias efectivas, no existe una panacea para la enfermedad.

Un estilo de vida saludable, evitando fumar y los alérgenos conocidos, es clave. Es un mito que los niños asmáticos deben limitar su actividad diaria para evitar un ataque. Si el asma se controla bien, sus hijos pueden hacer todo lo que aman, desde deportes hasta jugar al aire libre y todo lo demás. Es fundamental saber qué puede desencadenar un ataque de asma o brotes y tomar las medidas necesarias para evitarlos. También son esenciales la adherencia adecuada a la terapia y la creación de un plan de manejo del asma.

Maximizando los beneficios de los medicamentos

El manejo del asma es más exitoso cuando los pacientes participan activamente en su propio cuidado. Considere estos 8 consejos si está buscando maximizar aún más el potencial de su tratamiento para el asma o el de sus seres queridos.

1.- Considere la posibilidad de someter a los niños a una prueba temprana y no considere un diagnóstico de asma como una sentencia de por vida

El asma es la afección más crónica que afecta a los niños. Desafortunadamente, dado que los niños muy pequeños no pueden hablar sobre sus síntomas, diagnosticar el asma en este grupo de edad puede ser un desafío. El asma se diagnostica con mayor frecuencia alrededor de los cinco años.

2.- Enséñele a su hijo a usar su dispositivo correctamente

En el 90 por ciento de los pacientes, la técnica incorrecta del inhalador limita la eficacia de sus medicamentos. Esto es especialmente cierto para los pacientes con asma más jóvenes. Asegúrese de que sus hijos estén recibiendo la dosis correcta de la manera correcta con el uso correcto. Anímelos a tomar el control de sus síntomas de asma usando un monitor de flujo máximo para medir cómo están funcionando sus pulmones o con un simple gráfico mural y adhesivos de síntomas. De esta manera, aprenderán sobre los posibles desencadenantes que pueden empeorar su condición.

3.- Cree un plan de acción de emergencia

Si su hijo tiene un ataque de asma, cree un plan de acción para que usted, su hijo y los cuidadores tengan instrucciones claras sobre cómo responder. Esto incluye educar a los maestros y supervisores de programas extracurriculares sobre la condición de su hijo para asegurarse de que sepan cómo reaccionar adecuadamente ante un ataque de asma de emergencia. Es fundamental que su hijo y sus cuidadores tengan un inhalador de rescate que sea de fácil acceso en todo momento. También es importante que todos los adultos sepan cómo controlar a un niño que se está recuperando de un ataque de asma hasta que se sienta mejor y alertar a los padres del niño de inmediato.

4.- Siga el plan de medicamentos de su hijo

Algunos padres se preocupan por dar medicamentos a sus hijos todos los días. Cuestionan los efectos secundarios a largo plazo que podrían tener estos medicamentos. Sin embargo, es importante seguir un plan de medicación regular incluso si su hijo no presenta ningún síntoma. Es importante cuidar el asma de manera proactiva en lugar de reactiva, lo que significa que es mejor prevenir que ocurran los ataques de asma optimizando la función pulmonar en lugar de tratar los ataques de asma a medida que ocurren.

Arturo Siso Sosa: Cómo optimizar el tratamiento del asma
Arturo Siso Sosa: Cómo optimizar el tratamiento del asma

5. Mantenga una buena calidad del aire en el hogar a través de purificadores y humidificadores de aire

El aire interior a menudo está lleno de alérgenos que pueden provocar ataques de asma. Mantenga regularmente sus sistemas de aire acondicionado y calefacción asegurando un flujo de aire adecuado, filtración y control de la humedad. Esto ayudará a mejorar la calidad del aire interior. Verifique la contaminación exterior o los niveles de polen utilizando aplicaciones gratuitas en su teléfono y, a menos que los niveles sean altos, abra las ventanas para que el aire fresco circule por toda su casa. Mantenga a las mascotas alejadas de los muebles y las camas si el pelo de las mascotas empeora los síntomas. En algunos casos, colocar un purificador de aire en el dormitorio del paciente puede ayudar a reducir los alérgenos.

6. Aléjese de situaciones estresantes

Para algunos pacientes, el estrés puede ser un desencadenante significativo de síntomas asmáticos. Averiguar cómo afrontar mejor el estrés es una parte clave para maximizar el control del asma. Considere técnicas de respiración calmante para ayudar con esto.

7.- Agregue una cámara de retención con válvula para mejorar la administración de medicamentos

Una técnica de inhalación incorrecta puede hacer que el medicamento inhalado golpee la parte posterior de la garganta o permanezca en la boca. Considere agregar una cámara de retención con válvula a un inhalador para administrar más medicamento a los pulmones donde se necesita. La conexión de una válvula unidireccional en la boquilla de un espaciador permite que el dispositivo retenga el medicamento dentro de la cámara mientras el paciente respira lenta y profundamente, lo que ayuda a mejorar la administración del medicamento.

8.- Pregúntele a su médico acerca de un nebulizador para facilitar la administración de medicamentos

Para algunos pacientes, los nebulizadores tienen claros beneficios para el tratamiento del asma. Este método de administración de fármacos convierte el medicamento en una fina niebla que se absorbe fácilmente en los pulmones. Dado que el tratamiento fluye continuamente a través de una máscara, algunos pacientes pueden encontrarlo más fácil de usar que los inhaladores que requieren coordinación entre la respiración y la activación del dispositivo.

El asma es una enfermedad crónica común y grave.

Se puede manejar de manera efectiva y la mayoría de los pacientes obtienen el control de su condición. A medida que los pacientes se vuelven más proactivos en su terapia, se pueden evitar y controlar los factores desencadenantes que pueden resultar en brotes o visitas al hospital.