23 dic 2020 Arturo Siso Sosa explica cómo evitar el agotamiento del cuidador

El trabajo de un cuidador, ya sea profesional o de un ser querido, genera una cantidad de estrés importante, que si no es canalizado de manera correcta, puede generar agotamientos tan profundos que puede pueden desencadenar muchos malestares físicos y mentales.

A continuación se enumeran diversos consejos que deberían ser tomados en cuenta, para que esta labor no resulte tan agotadora.

 Arturo Siso Sosa explica cómo evitar el agotamiento del cuidador
Arturo Siso Sosa explica cómo evitar el agotamiento del cuidador

1.- Tómese su tiempo para usted

Incluso unos pocos minutos pueden marcar la diferencia y ayudarlo a recargarse. Pruebe el yoga antes del desayuno, salga a caminar 10 minutos y manténgase al día con su pasatiempo favorito. Esto reduce su estrés, lo que puede ayudarlo a ser un mejor cuidador.

2.- Conozca sus límites

Enumere todas las tareas que debe realizar en una semana, como vestir y bañar a un ser querido, paseos, cocinar y tareas del hogar. Considere cuáles podría hacer otra persona. Recuerde decir no cuando lo necesite y establezca límites para que pueda estar listo para ayudar.

3.- Adáptese a una rutina

Sus hábitos diarios pueden simplificar su vida. Una rutina puede ayudarlo a sentirse en control y hacerle saber a su ser querido qué esperar. La consistencia es especialmente importante para las personas con demencia, porque proporciona una sensación de seguridad.

4.- Pedir ayuda

Incluso unas pocas horas "fuera de servicio" pueden ayudarle a recargarse. Piense en familiares, amigos o vecinos a quienes llamar cuando necesite un descanso. El seguro puede pagar por un asistente de salud en el hogar. Las guarderías para adultos pueden darle un respiro mientras su ser querido disfruta de alguna actividad social. Los programas de cuidados paliativos pueden ayudar a las personas con enfermedades terminales y a sus familias.

5.- Dormir lo suficiente

Los ejercicios de relajación, como la respiración profunda, pueden ayudarlo a la hora de acostarse. Si su ser querido duerme durante el día pero está despierto gran parte de la noche, trate de tomar siestas. Es posible que deba contratar a un asistente o pedirle a un amigo o familiar que se quede con su ser querido durante la noche para que pueda descansar bien.

6.- Únase a un grupo de apoyo

Nadie comprende su situación mejor que otro cuidador. Es posible que desee buscar grupos de apoyo relacionados con la enfermedad de su ser querido. Su Agencia de Área local para el Envejecimiento puede tener una lista. O considere unirse a una comunidad en línea, donde puede conectarse con otros, hacer preguntas, desahogarse cuando lo necesite y compartir ideas.

 Arturo Siso Sosa explica cómo evitar el agotamiento del cuidador
Arturo Siso Sosa explica cómo evitar el agotamiento del cuidador

7.- Utilice alarmas y recordatorios

La tecnología puede ser el mejor amigo de un cuidador. Compre pastilleros que suenen una alarma cuando sea el momento de la siguiente dosis, o pruebe una aplicación de teléfono inteligente o un recordatorio de medicamentos en línea. Pueden enviarle un mensaje de texto automático o una llamada telefónica a usted o a su ser querido cuando sea el momento de tomar su medicación. Los organizadores de píldoras son una forma sencilla de dividir las píldoras en pequeños cajones por día, comida u hora.

8.- Configurar cámaras y sensores

Para chatear con su ser querido o vigilar cuando no puede estar allí, puede configurar una cámara web, una cámara de video conectada a Internet. Las aplicaciones de chat de video también pueden ayudar a involucrar a familiares lejanos en las decisiones de cuidado. Si su ser querido puede alejarse, puede instalar sensores que le avisen cuando alguien abre una puerta.

9.- Aprovecha los beneficios de las mascotas

¿Podrías traer un perro o un gato bien entrenado para una visita? Pasar tiempo con un animal puede ser muy reconfortante para las personas que no se encuentran bien o que no pueden salir como solían hacerlo. Las mascotas pueden reducir la presión arterial, reducir el estrés e incluso hacer que las personas mayores estén más alerta. Y ver a un ser querido animarse puede hacer que usted, el cuidador, también sea más feliz.

10.- Sintonizar

La música y el arte pueden generar momentos divertidos compartidos para usted y la persona que está cuidando. Las melodías familiares pueden traer recuerdos y llevar a aplaudir o bailar. Mantenga los proyectos de arte simples y seguros, pero no demasiado infantiles. Pintar o hacer un collage de revistas son dos buenas opciones. Escuchar música o trabajar en un proyecto de arte también puede ser un gran alivio para el estrés.

11.- Ritmo del día

Si su ser querido tiene demencia, esté atento a la "puesta del sol", en la que las personas se confunden o se agitan por la noche. Planifique las actividades temprano en el día y sirva una cena temprano. Enciende las luces por la noche. Consulte con un médico sobre cualquier problema físico o de sueño que pueda ser parte del efecto de la puesta del sol.

12.- Conviértalo en un esfuerzo de equipo

Lleve a cabo reuniones familiares periódicas para hablar sobre cómo le está yendo a su ser querido, las necesidades de cuidado, preocupaciones financieras y su necesidad de apoyo. Estas reuniones deben incluir a todas las personas que puedan estar involucradas en el cuidado de su ser querido, incluidos los cuidadores pagados. Conecte familiares lejanos a través de un altavoz o un chat de video en línea. Haga un seguimiento con un acuerdo escrito y un calendario de tareas.