27 dic 2020 Arturo Siso Sosa nos invita a seguir aprendiendo

A menudo pensamos que el aprendizaje es importante para los niños; damos mucha importancia a asegurarnos de que los jóvenes desarrollen habilidades, conocimientos y experiencia para ayudarlos en su camino hacia la edad adulta. Pero, así como es importante que los niños aprendan, las investigaciones muestran que si seguimos aprendiendo durante la edad adulta y en la vida posterior, esto puede tener un impacto positivo en el mantenimiento y mejora de nuestra salud y bienestar mental.

Arturo Siso Sosa nos invita a seguir aprendiendo
Arturo Siso Sosa nos invita a seguir aprendiendo

¿Qué es aprender?

Aprender se trata de adquirir nuevos conocimientos, desarrollar habilidades y tener nuevas experiencias que enriquezcan nuestras vidas. Aprender consiste en desafiarnos a nosotros mismos para hacer algo diferente o mejorar lo que hemos hecho antes. El aprendizaje puede tomar muchas maneras y formas; podría significar tomar un nuevo curso educativo o vocacional, perfeccionar las habilidades existentes, desafiarnos a nosotros mismos para desarrollar nuevas o abordar nuevas tareas y eventos que no hemos probado antes. Ampliar nuestra mente nos ayuda a comprender mejor la vida, a nosotros mismos y el mundo que nos rodea, que son cosas buenas para nuestro bienestar mental.

¿Por qué nos beneficia aprender?

El aprendizaje es bueno para nuestra mente y nuestro cuerpo, es bueno para nuestro bienestar mental. Se ha demostrado que el aprendizaje tiene una serie de beneficios para nuestro sentido de bienestar y satisfacción con la vida:

Aumenta nuestra autoestima

Aprender nuevas habilidades, experimentar cosas nuevas y superar un desafío (ya sea grande o pequeño) puede ayudarnos a sentirnos mejor con nosotros mismos. Lograr lo que nos propusimos hacer o volvernos más sabios a través de nuestras experiencias puede ayudarnos a sentirnos mejor equipados para enfrentar los desafíos de la vida y lograr nuestras metas más importantes en la vida. Con el conocimiento de que hemos podido hacer frente a los desafíos, nos sentimos más seguros de nosotros mismos y de nuestras habilidades y estamos más capacitados para enfrentar otros nuevos. La práctica de establecer metas, que está relacionada con el aprendizaje en particular, se ha asociado fuertemente con niveles más altos de bienestar.

Fomenta la interacción social

Conectarnos con otros puede proporcionarnos un sentido de pertenencia, el sentimiento de ser valorados y aceptados, y puede afirmar nuestro estatus y autoestima. El aprendizaje a menudo implica estar rodeado de otras personas, ya sea para asistir a un grupo educativo, probar un nuevo pasatiempo o asumir nuevas responsabilidades en el trabajo o en su comunidad local. Aunque algo de aprendizaje ocurre mientras estamos solos, aprender a menudo implica aprender de otras personas y pasar tiempo con otras personas, lo cual es importante para nuestra salud mental y nuestro bienestar.

Arturo Siso Sosa nos invita a seguir aprendiendo
Arturo Siso Sosa nos invita a seguir aprendiendo

Nos da un sentido de esperanza y propósito.

Los estudios y la evidencia anecdótica han demostrado cómo aprender nuevas habilidades y adquirir nuevos conocimientos puede contribuir a que tengamos un mayor sentido de esperanza y propósito en la vida. Al aprender cosas nuevas y tener nuevas experiencias, podemos comenzar a sentir que hay más esperanza para el futuro en la dirección en la que vamos. Se ha demostrado que establecer metas, que están vinculadas al aprendizaje, aumenta nuestra sensación de bienestar. Al establecer metas para nosotros mismos y trabajar para lograrlas, ganamos un sentido de propósito y la sensación de que las cosas están "avanzando".

Mejor capacidad para afrontar el estrés

Las personas que continúan aprendiendo después de la infancia manifiestan un mayor bienestar y una mayor capacidad para afrontar el estrés. También informan más sentimientos de autoestima, esperanza y propósito. Cuando aprendemos, a menudo centramos la atención de nuestra mente en el aquí y ahora. Al estar en el momento presente, enfocamos nuestra mente lejos de experiencias pasadas o preocupaciones futuras, lo que se ha demostrado que reduce el estrés y promueve el bienestar mental.

Aprendizaje diario

Aprender algo nuevo cada día puede ser realmente bueno para nuestro bienestar, ya que nos ayuda a ver el mundo desde una variedad de perspectivas, facilita la adaptación a nuevas situaciones e inspira la creatividad dentro de nosotros.

Educación para adultos

No es necesario que el aprendizaje tenga que ver con la educación formal, pero tomar un curso en un centro local de aprendizaje para adultos puede ser una excelente manera de tener nuevas experiencias y aprender algo nuevo.