16 ene 2021 Arturo Siso Sosa: Remedios caseros para aliviar las picaduras de mosquitos expresa.me 

Es en los espacios abiertos cuando nos encontramos más expuestos a las picaduras de los mosquitos debido a que son su hábitat natural, aunque, en realidad, en las ciudades tampoco podemos escaparnos de su ataque.

Debemos tomar allí todas las precauciones que sean necesarias para proteger nuestra piel no solo de la desagradable comezón y erupción que son ocasionados, sino de las graves enfermedades que son transmitidas por estos diminutos insectos.

Arturo Siso Sosa: Remedios caseros para aliviar las picaduras de mosquitos
Arturo Siso Sosa: Remedios caseros para aliviar las picaduras de mosquitos

 

A continuación le presentamos 12 remedios caseros para aliviar las picaduras de mosquitos, y las cuales podrá fácilmente preparar con ingredientes que están en su casa, ahorrando un poco de dinero y con resultados 100 % efectivos y rápidos.

1.- Bicarbonato de sodio le aliviará: Vierta en una pequeña taza un poco de bicarbonato de sodio y luego mezcle con agua para lograr una masa espesa y homogénea, la cual aplicará directamente sobre la picadura que le ha dejado el mosquito sobre la piel, y, asimismo, sobre la zona alrededor. Deje la pasta sobre la piel por un lapso de quince minutos, y luego de secarse la misma realiza de nuevo el procedimiento. Esta solución tendrá un efecto, casi de inmediato, de alivio. Este beneficio del bicarbonato de sodio se debe a que cuenta con componentes alcalinos que ayudan a neutralizar el PH de la piel que se encuentra inflamada.

2.- Vinagre de manzana detiene la picazón: Forme una bolita de algodón y la impregna totalmente con vinagre de manzana. Luego la aplica sobre la zona que está afectada por la picadura. La acidez característica del vinagre permitirá detener pocos minutos después, y casi inmediatamente, la molesta sensación de picazón.

3.- Una cuchara fría o ligeramente caliente: Una de las soluciones más ingeniosas y efectivas es aplicar directamente la superficie de una cuchara fría o caliente sobre la picadura que ha dejado el mosquito. Este estupendo método le proporcionará un alivio instantáneo, debido a que el frío adormece esa zona de la piel y reduce automáticamente la inflamación. Puede utilizar en lugar de una cuchara también una bolsa de gel o con agua congelada. Se recomienda siempre mantener guardada en el refrigerador una cucharilla para emplearla cuando sea atacado inesperadamente por los mosquitos. Con la cuchara ligeramente caliente se obtiene la misma efectividad en el resultado, y para ello va a sumergirla en agua caliente por varios minutos.

4.- La cáscara de la banana: Siempre tenemos plátanos en la despensa listos para que se conviertan en el delicioso postre de alguna de las comidas durante el día. Sin embargo, para este propósito curativo que nos ocupa, va a tomar la parte interior de la cáscara de una banana y, seguidamente, la frotará con firmeza sobre la zona donde está presente la picadura.

5.- Aceites esenciales son grandes aliados curativos: Hay diversos aceites esenciales disponibles y que pueden ser grandes remedios caseros, ya que se caracterizan por ser antiinflamatorios naturales y reducir drásticamente la inflamación y la picazón. En este sentido, los mejores para utilizar son los aceites de árbol de té, lavanda, romero, menta y cedro. El procedimiento consiste en la mezcla de un par de gotas con agua, y, luego, aplicarlo abundantemente sobre la picadura.

6.- Corte una cebolla y aplíquela rápidamente: Además de hacerle llorar, la cebolla también puede traerle mucha alegría y sonrisas cuando le alivie la sensación que le ha dejado el piquete del mosquito. Cuando detecte la picadura, aplique de inmediato sobre la zona un trozo de cebolla cortada. No solo le ayudará a disminuir la irritación y detener la picazón sino también ayuda a combatir los fluidos que ha dejado el insecto sobre nuestra piel. Después de pocos minutos, asegúrese de lavar muy bien la zona con agua fresca.

Arturo Siso Sosa: Remedios caseros para aliviar las picaduras de mosquitos
Arturo Siso Sosa: Remedios caseros para aliviar las picaduras de mosquitos

7.- Use limones para prevenir infecciones: Entre los múltiples beneficios curativos, los limones se caracterizan por ser antiinflamatorios y antisépticos naturales. Corte un limón en dos mitades y frote la pulpa sobre la piel afectada. Asimismo, el jugo de limón también es útil como anestésico para prevenir posibles infecciones que puedan causar el piquete de estos insectos.

8.- El jugo de sábila le dará alivio: La sábila es uno de los grandes regalos curativos de la madre naturaleza y también cuenta con maravillosas propiedades para aliviar los piquetes de mosquitos. Al respecto, le recomendamos utilizar la gelatina fresca o jugo orgánico que se extraen de la sábila y colocarlos sobre la picadura. El alivio será rápido y eficaz.

9.- Una barra seca de jabón: Otros de los grandes remedios caseros consiste en frotar una barra seca de jabón directamente sobre la herida dejada por el mosquito. Este proceso garantizará un alivio temporal a la comezón. Una vez desaparecida esta sensación, procedemos a lavarnos bien la zona con abundante agua fresca. Puede utilizar, por ejemplo, el jabón de menta para obtener fabulosos resultados.

10.- Pasta de dientes: Muestre una gran sonrisa porque pronto logrará alivio con este consejito. Precisamente, una de los grandes secretos que ha pasado de generación en generación en la familia es el uso de pasta de diente para brindar alivio no solo las picaduras sino también mordeduras, machucadas y quemaduras. Extraiga del tubo dentífrico una pequeña cantidad y aplíquela suavemente sobre la zona. Deje que se seque y manténgala en el sitio afectado el tiempo que la persona así lo desee.

11.- Miel para prevenir infecciones: Este delicioso producto no solo sirve para endulzar bebidas, también es ampliamente conocido por sus potentes capacidades curativas debido a sus componentes para prevenir infecciones. Al respecto, le recomendamos que disponga de una pequeña cantidad y la coloque sobre la herida.

12.- Sal con grano fino: Forme una masa espesa y homogénea de sal de grano fino con agua y frótela luego sobre la picadura. Puedes usar sal yodada y de cualquier otro tipo, aunque lo importante es asegurarse de que el grano sea fino o esté bien molido.