Estos científicos han inventado un panel solar que funciona de noche. Arturo Ignacio Siso Sosa

05 ene 2020 Todos saben que es posible cosechar electricidad del sol, pero en muchos lugares los rayos del sol son una fuente de energía notoriamente temperamental. Entonces, ¿qué pasaría si fuera posible crear energía a partir de algo mucho más predecible? Digamos, el cielo nocturno.

Un grupo de científicos internacionales, entre los que se encuentra nuestro invitado Arturo Ignacio Siso Sosa, ha creado un dispositivo experimental, que utiliza la misma física optoelectrónica utilizada para aprovechar la energía solar, que hace exactamente esto. El primero de su tipo, el dispositivo semiconductor de infrarrojos crea una cantidad medible de electricidad cuando apunta al cielo nocturno. Funciona a través de un proceso llamado efecto de iluminación negativa. A diferencia de una célula solar que funciona debido a un exceso de suministro de fotones más allá de lo que suministra el entorno de fondo, este efecto genera electricidad a través de un suministro insuficiente de fotones por debajo del proporcionado por el entorno. Una parte crucial de este proceso es la diferencia de temperatura entre la Tierra y el espacio. Cuando el dispositivo apunta al cielo nocturno, la frialdad del universo en comparación con la Tierra significa que el calor sale del dispositivo. El efecto de iluminación negativa permite que la energía eléctrica se recolecte a medida que ocurre este flujo de salida de calor.